lunes, 16 de mayo de 2011

"EL UNICORNIO AZUL" o la perdida de aquel sueño de la izquierda

               Esta Canción de Silvio Rodríguez editada en el año 1982 se clavo en mí y no he podido ni querido despegarme de ella, me evoca niñez, juventud, sueños, alegrías vividas, decepciones, forma parte de mi vida; podéis encontrarla y escucharla clicando al final de todas las entradas, su letra dice:

Mi unicornio azul
ayer se me perdió:
pastando lo dejé
y desapareció.
Cualquier información
bien la voy a pagar:
las flores que dejó
no me han querido hablar.

Mi unicornio azul
ayer se me perdió.
No sé si se me fue,
no sé si se extravió
y yo no tengo más
que un unicornio azul.
Si alguien sabe de él,
le ruego información:
cien mil o un millón
yo pagaré.

Mi unicornio azul
se me ha perdido ayer,
se fue.

Mi unicornio y yo
hicimos amistad
-un poco con amor,
un poco con verdad-.
Con su cuerno de añil
pescaba una canción.
Saberla compartir
era su vocación.

Mi unicornio azul
ayer se me perdió
y puede parecer
acaso una obsesión.
Pero no tengo más
que un unicornio azul.
Y aunque tuviera dos
yo sólo quiero aquel.
Cualquier información
la pagaré.

Mi unicornio azul
se me ha perdido ayer,
se fue...

            He buscado su significado y he encontrado lo que  Silvio nos quiere decir con ella:

           " La interpretación tiene que ver con la amistad. Así, Unicornio sería un canto a la amistad perdida e irremplazable. Todo empezó por un amigo muy querido que tuve, nos dice, un salvadoreño llamado, Roque Dalton,  poeta, novelista, ensayista salvadoreño y un gran revolucionario, compromiso que le hizo perder la vida cuando era combatiente clandestino. El caso es que Roque tuvo varios hijos; entre ellos Roquito —el que hace tiempo se encuentra prisionero, y del que no se sabe suerte—, y Juan José, que jovencito y delgado como es fue guerrillero, herido, capturado y torturado. A este último fue a quien encontré hace poco y me contó que allá, en las montañas de El Salvador, andando con la aguerrida tropa de los humildes, trotaba un caballito azul con un cuerno."

            Posteriormente Silvio comentó en una entrevista en la República Dominicana  en el año 2006 algo menos revolucionario: el unicornio no es más que la inspiración perdida.

            Me gusta más la primera historia, este segunda me suena mas al hecho de haber reconsiderado sus antiguos ideales revolucionarios que le acompañaron junto a Pablo Milanes y la Nueva Trova Cubana, Silvio Rodríguez es considerado en Cuba uno de los grandes de la música.

            Para mí simboliza, entre otras cosas, aquellos sueños de la izquierda y que hoy están pisoteados, olvidados, solo unos nostálgicos seguimos esperando que vuelvan, se ha renunciado a la utopía, a la igualdad, a la justicia social. Dejó de soñar con cambiar la realidad y se conformó con la caridad. Aquél socialismo es mi UNICORNIO AZUL, se perdió.

8 comentarios:

  1. Un aplauso para tu post de hoy...siempre me gustó Silvio, Quilapayun y tantos otros cantantes-protesta y si... pienso que la individualidad de los paises capitalistas del mundo, acabaron con los ideales de justicia.
    La historia de Roque lo demuestra.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Eran una imagen de revolución, algo que gustaba mucho en los años 80 y que se ha ido desvaneciendo, ya queda muy poco. Una pena. Sin embargo la manifestación de ayer, parece fue numerosa por parte de los jóvenes, hace aumentar la esperanza casi perdida

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Mi querido amigo: Siento al unísono contigo tanto cuando hablas del "unicornio azul" como del desencanto. La actualidad no tiene nada que ver con aquellos corazones y ojos que se abrían a la esperanza que se estaba haciendo realidad antes de los 80. Quizá era demasiado inocente o demasiado ilusa pero mi corazón estaba lleno de rosas rojas.

    Muy buen escrito.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  4. Y de libros de Paul Sartre, poemas de Machado y de Miguel Hernandez, prensa de izquierdas bajo el brazo, presentando cara a la policía en las Ramblas o Plaza de Cataluña. ¡¡Dios que tiempos!!; no se si lo que añoro es la juventud o aquel sentido de lucha que teníamos y que como dice el poema, en ambos casos se perdió.

    ResponderEliminar
  5. Yo no viví vuestros tiempos, pero sí mis padres y abuelos.
    Pero recuerdo cada vivencia y cada sueño por un entorno social, igualitario, lleno de ideales... Y salieron a las calles, y protestaron en el trabajo... y en la clandestinidad.. No entiendo la pasividad absolutade la sociedad actual, en la que es bien considerado quien roba, quien estafa...
    Así que vuestros sueños, vuestra lucha debe de seguir en nosotros, en nuestros hijos.. En nuestras tierras no hay movimiento, y seguimos impasibles ante la verguenza de la desverguenza de políticos corruptos...
    Gracias por pasar por mi blog. Me encanta pasar por aquí y aprender y enriquecerme...

    ResponderEliminar
  6. Todos aprendemos de todos, acabo de leer como el movimiento "democráciaya", constituido por gente joven le ha metido el miedo a los gobernantes, ahí tenéis, tenemos un buen campo para la batalla.

    ResponderEliminar
  7. Creo que es una bonita poesía una lapicera de tinta azul. Se perdiò entre los papeles (donde la dejo pastar), con su cuerno de añil (Planta de donde se extrae tinta azul), pescaba una canción (escribía canciones con ese lápiz), canciones que compartía con todos. Tenia un solo lápiz y aunque tuviera dos, a el le gustaba escribir solo con ese lápiz. Es una bonita metáfora. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Daniel, es una canción que desde que apareció me llegó al corazón.

      Saludos

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

El Albaycin (Granada)

El Albaycin (Granada)
Albaycin (Granada) desde el Mirador de la Reina (clicar sobre la imagen)

Granada /Alhambra

Granada /Alhambra
Patio de los leones (clicar en la imagen)

Entradas populares

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN