sábado, 10 de septiembre de 2011

SOY CULPABLE


"LA ESPECIALIDAD DEL PODER, DEL MEDIÁTICO TAMBIÉN PORQUE VIENE A SER LO MISMO, ES HACER SENTIR A LA SOCIEDAD QUE ES CULPABLE DE LOS MALES QUE LE AQUEJAN" 
                           CHOMSKY


Soy culpable, de haber comprado un piso, soy culpable de comprar a  crédito, soy culpable de ser un prejubilado y no ser productivo, soy culpable de haber sido sindicalista y pensar contra corriente, soy culpable por el mero hecho de pensar, soy culpable de creer que los bancos nos roban, soy culpable de considerar que la izquierda nos ha abandonado, soy culpable de no creer en la justicia sobre aquel que no tiene, soy culpable de no creer en dios,… soy culpable de ser culpable.  
 ¡¡vamos, anda ya!!


25 comentarios:

  1. Hola Emilio!! Estoy contigo, y lo que más duele es ser culpable de pensar y tener opinión propia.
    Muy bueno, para reflexionar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Gabriela, esta vez traigo un tema más amable el lo del Burka, pero no por ello menos interesante de reflexionar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No siento decir que yo también soy culpable.
    Y cada día más...
    Gracias Emilio y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  4. Todo esto es un sin sentido, los inocentes somos los culpables y los que son se van de rositas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Los culpables de verdad no lo admiten y es por ello que siguen haciendo cuantas más tropelías,mejor.

    Nos inoculan la culpabilidad sabiendo que con ello les causaremos menos problemas.Ni un ápice de piedad contra los farsantes.

    ResponderEliminar
  6. Cierto Felipe, no somos culpables de nada, pero Chomshy, hombre muy inteligente, nos dijo que somos "gilipollas" por creerlo y además quedarnos pasmaos; así nos luce el pelo.Como dice tu grito de guerra "ni un ápice de piedad contra los farsantes".

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Yoooo soy rebelde porque el mundo me ha hecho asi.... ¡¡ ( Ponle música )jejeje
    Culpable de que, porque y para que ? ?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Siempre he creído que no sirve de nada los sentimientos de culpa, solo sirven para hacer bulto, para cegarnos, para crearnos miedos innecesarios.

    Los culpables, los farsantes se pueden ir con sus sentimientos de culpa a otra parte, pero eso si, que paguen antes de irse por las consecuencias de sus actos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola Nerím, tiempo sin verte por estos lares. Llevas razón en eso de los sentimientos de culpa, por lo general este sentimiento está generado por las religiones y especialmente por la católica con la aparición del pecado.

    Lo que no creo que tengan ningún sentimiento de culpa son esos personajes que le quitan el piso a esas familias que no pueden pagar, o esos abuelos de renta baja que dejan de pagar un mes, o que te cobran intereses de usurero si pides un préstamo y los correspondientes políticos que se lo permiten, a mi me da, que aquí no hay ni culpables ni farsantes, este país va de puta madre y los ilusos somos nosotros.

    Un abrazo Nerím

    ResponderEliminar
  10. ¿Pero que te crees, que no lo sé? era una canción de Jeanette, de la década finales de los 60 y principios de los 70.

    Pues eso digo yo, no somos culpables de na, pero si gilipollas.

    Saludos Ysupais

    ResponderEliminar
  11. Ego te absolvo, si es que eso te sirve ;)

    ResponderEliminar
  12. Emilio, el sentirnos culpables de algo no nos deja avanzar. Pero...los bien nacidos llevaremos siempre esa carga a cuestas y un ¿por qué? nos acompañará.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Cuando dicen que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, no se a quién se refieren. La mayoría se ha hipotecado porque necesita una vivienda, porque necesita formas a sus hijos, porque necesita ir al médico... Fuera la culpa. Me refiero a la nuestra. Ellos que gestionan la cosa pública sí tienen gran responsabilidad. ¿Se sentirán culpables?
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Ay la culpa, que culpable es de todo lo que nos pasa!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Quieres sumarte a nuestra campaña contra los mitos del autismo? Solo tenes que copiar y pegar mi entrada en tu blog,este és el enlace

    http://laprincesadelasalasrosas.blogspot.com/2011/09/campana-contra-los-mitos-del-autismo.html

    GRACIAS¡

    ResponderEliminar
  16. Gracias Pilar por absolverme de mis pecados, pero vamos, que yo sepa, no he cometido ninguno, salvo el de pensar un poco y ese pecado ¿no es venial?.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. A los que fuimos católicos, nos han machacado tanto con el pecado, con el remordimiento de conciencia, con la culpabilidad que nos tiene traumatizados prácticamente desde que nos toca un cura por vez primera.

    Como nota curiosa, un cura en el colegio que estudiaba no nos dejaba meternos las manos en los bolsillos porque era pecado, imagínate la causa, podíamos tocarnos nuestras "pequeñas" partes y cometer "actos impuros", no es fácil liberarse de este cosas cuando te las meten a los 7 y 8 años y te machacan con ellas dia si y dia también, hasta que me liberé de ello pasaron algunos años. Menuda educación castradora la católica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Desde que veo que el empresario tiene ingresos menores que sus empleados, que los políticos tienen cuentas millonarias y pisos por doquier, se me han quitado mis problemas de conciencia y de culpabilidad si es que los tuve en los últimos años.
    ¿Que si tienen problemas de conciencia?, basta mirarlos para saber lo apenados que están los muy "cabrones".

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Yraya, la culpa no tiene culpa de ná, son los estafadores, ladrones, usureros, banqueros, empresarios timadores...., esos, sin que ellos se culpen de nada son los auténticos culpables.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Emilio, estoy totalmente de acuerdo contigo, nos hacen pensar que somos culpables de todo.
    Es un buen tema para sentarnos y reflexionar.
    Un abrazo !!

    ResponderEliminar
  21. Es lo peor de lo peor, generarte mala conciencia cuando no has hecho nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. No había visto esta entrada,hombre!, el Gran Noam Chomsky .
    Pues yo no me siento culpable de nada,aunque la iglesia maneje esto de la culpa y el perdón según les convenga.Desintoxicada de estos brebages vaticanos,una sabe dónde están los verdaderos culpables;millonarios,banca,políticos y haciendo comparsita las iglesias.
    Por cierto los empresarios cada vez están más acorde con los tiempos;no contratan no porque no haya dinero .Este verano muchos negocios a menos de la mitad de empleados y ellos llenándose la saca.Más bien creo que en vez de culpables somos gilimemos de no salir a la calle y tomar La Bastilla.Los políticos...bah,es que ya sabemos que les escuece.


    Saludos!

    ResponderEliminar
  23. Claudia lo de "gilimemo" me ha gustado, suena mejor que "gilipollas", ¿es lo mismo no?. Claudia que estamos de acuerdo, que aquí son todos cojonudos" menos los parados, lo que no llegan a fin de mes y los jubilados entre otros que somos, eso, "gilimemos".

    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Sí Emilio,gilimemos es un coctel entre gili y memo,que es lo que nos sentimos más de un@.
    Es que a mi el taco me gusta pero ultimamente se abusa tanto de él que se desvirtúa su amplio significado,así que me invento nuevos,al menos para diversificar y llamar más la atención.Por ejemplo, yo no llamo a los del PP rancios , casta o fachas,no,esto es la evidencia,yo los califico de coprolitos ovoides,que son cagadas fosilizadas de cabra,es así cómo al menos pregunta la gente por qué.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN