viernes, 23 de diciembre de 2011

NUESTRA VIDA & METÁFORA DEL JARDÍN/JARDINERO

           Vaya por delante que no me gustan los libros de autoayuda, incluso dudo que sirvan para algo, salvo para liarla aún más, es casi lo mismo que mirar por Internet nuestro síntomas y creernos que tenemos un cáncer terminal.
          En unas clases que sobre salud estoy recibiendo, nos han entregado una serie de documentos, entre ellos el titulado "La metáfora del jardín", una mirada sobre la vida que cada uno lleva, de como es indispensable revisar  nuestros objetivos para ajustarlos o replantearnos. La metáfora dice:
         "Imaginemos que tenemos un jardín y que somos los únicos responsables de cuidarlo. Somos el jardinero de nuestro jardín. Las plantas simbolizan lo que tenemos en la vida. Si observamos podremos ver las plantas que tenemos: del trabajo, de la familia, de los amigos, de las aficiones, de nuestro cuerpo... Ante la visión de nuestro jardín podemos empezar a plantearnos muchas preguntas:
  •  ¿Todas las plantas están igual de cuidadas? ¿Cuáles están más mustias y necesitan más nuestras atenciones?
  • ¿El número de plantas de nuestro jardín es el adecuado? Si tenemos demasiadas plantas quizá será imposible dedicarles el tiempo que necesitan, y si disponemos de pocas, y por inclemencias del tiempo se marchitan algunas, nos quedaremos con un jardín muy pobre.
  • Además de plantas, en nuestro jardín también se encuentran algunas semillas que nosotros mismos hemos plantado. Son nuestros objetivos. ¿Por qué hemos elegido estas semillas y no otras? Probablemente se deba a que queremos tener un jardín como el del vecino, quizá porque nos lo han sugerido con demasiado énfasis las personas que nos rodean, o tal vez porque realmente nosotros deseamos las plantas que brotarán de ellas. ¿Cuál es nuestro caso?
  •  El crecimiento de las plantas requiere su tiempo. Muchos jardineros se impacientan, empiezan a plantar más semillas para comprobar si, al contrario de las ya sembradas, de ellas brotan plantas con más rapidez. Sin embargo, las semillas recién plantadas, como todas, requieren su tiempo para convertirse en plantas frondosas. Con su estrategia, fruto de la impaciencia, acaban con un jardín donde han sembrado muchas semillas, pero de las que no han obtenido ninguna planta porque no las han cuidado con paciencia. ¿Somos jardineros pacientes?
  •  Muchos jardineros, cuando plantan una semilla se imaginan todos los detalles de la planta que crecerá. Y cuando observan que la forma o el color de las flores o el número de hojas no son exactamente como habían previsto, empiezan a creer que han escogido la planta equivocada o que quizá no hayan realizado de forma correcta su labor. Otros, en cambio, observan sus plantas y aprecian y disfrutan de esas pequeñas sorpresas de la naturaleza. ¿Nos desespera lo que no se ajusta a nuestras expectativas?
  • En nuestro jardín también habitan malas hierbas. Éstas simbolizan nuestros miedos, nuestras inseguridades, nuestras dudas, nuestros complejos... Hay jardineros que se dedican todo el tiempo a intentar arrancar malas hierbas y descuidan el resto de sus plantas. Cuanto más se dedican a arrancarlas, peor está el resto de sus plantas. Todos los jardines tienen malas hierbas. Si no fuera así, sería tan artificial que lo veríamos irreal. ¿Dedicamos más tiempo obsesionados con las malas hierbas o a regar nuestras plantas?".
         Puede que este lectura  lleve a profundizar sobre lo que  queremos en la vida, pero si esas reflexiones no se traducen en conductas, ¿para qué sirven?. 

22 comentarios:

  1. Al igual que tú no me gustan los libros de autoayuda, no creo que ayuden más que a hacernos un embrollo surrealista de algo ideal que casi nunca se cumple...
    La vida es lo que es, y tenemos que aprender a sujetarnos bien en ella... a regar el jardin, podarlo, cortar las malas hierbas y plantar nuevas flores, esperar a que las raices se hagan fuertes en nuestra tierra, pero el modus operandi de cada uno es distinto, y no creo que haya una regla para que el jardin propio florezca del modo que estos libros nos dicen...
    Creo que a lo largo de nuestra vida aprendemos que hierbas arrancar y que plantas necesitan más o menos riego...
    Algo que ningun libro nos enseña, solo nuestros propios errores y nuestros triunfos.

    Aprovecho para felicitarte las fiestas...

    Feliz Navidad.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Emilio,
    he utilizado libros de autoayuda cuando empezaron y la verdad es que me abrieron los ojos y la comprensión muchas veces. Recuerdo alguno que me marcaron porque antes, no sabía como focalizar mi interior, mis contradicciones, miedos, etc. Nunca podré rechazarlos pero sí comprendo lo que quieres decir y estoy de acuerdo. Como todo en la vida, hay que saber razonar y racionalizar.
    Me ha gustado mucho tu metáfora y la guardo como un documento interesante y que podré compartir cuando vea que beneficie al interlocutor.
    Me alegró mucho tu visita y te doy las gracias.

    Te deseo unas felices fiestas y te mando el más cálido de los abrazos.

    ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  3. Es cierto Gala que el hombre aprende de sus errores, será por eso que me cabrea tanto que mis hijas se equivoquen cuando sus padres han errado en los mismos lugares, son cosas de la vida, nadie aprende en cabeza ajena, dice el refrán.

    Un abrazo y que pases unas felices fiestas, ya me gustaría estar, como tú, cerca de la playa.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Beatriz por tus palabras; es cierto que cada uno trata de eliminar sus miedos como puede, unos con la religión, otros con los libros o acudiendo a especialistas e incluso a lo peor, recurriendo a situaciones drásticas.

    Un abrazo y ¡¡Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
  5. Una buena reflexión para hacerse ahora que está acabando el año.
    ¡¡Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
  6. Eliminemos todas aquellas ramas que no nos dejan ver más allá de nuestros ojos.

    Un saludo Tracy

    ResponderEliminar
  7. Las hierbas ahogan a las plantas y el riego en exceso las pudre. Por consiguiente hay que ser moderado en el cuidado de nuestro jardín.
    Saludos Emilio

    ResponderEliminar
  8. Hay que estar siempre ojo avizor, pendiente de todo lo que ocurre en el, hay que regarlo, podarlo, trasplantarlo cuando lo necesite, todo esto es saludo para el cuerpo, perdón para el jardín.
    Un abrazo Norma.

    ResponderEliminar
  9. Querido Emilio, estoy reapareciendo -de a poco-, pero como siempre te tengo presente, no queria dejar de pasar a desearte unas MUY FELICES FIESTAS!!! Un beso grande, amigo!!!

    ResponderEliminar
  10. Una buena metáfora de la vida, una reflexión desde la que aprender, analizar, valorar y enmendar. Lamento llegar tan tarde, pero ya se sabe que estas fechas... amigos, familia y una gran actividad social.
    Te deseo una feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  11. Plantas y vida..

    y saber cultivar la vida, las plantas, el amor,la generosidad, la entrega, la paz..

    en fin..

    Feliz Navidad amigo bellas metáforas..

    ResponderEliminar
  12. ¿Y si eres una jardinera vaga?, qué difícil es cuidar de ese jardín a veces.
    Un abrazo Emilio, que tengas una muy Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  13. Estupenda metáfora. Es así, si no siembras, no recojes. Te deseo una buena cosecha para 2012. Un abrazo y feliz noche

    ResponderEliminar
  14. Igualmente Ciber te deseo lo mejor ya que seguro que tu has sembrado mucho.

    Un abrazo y feliz noche y dia de Navidad

    ResponderEliminar
  15. Si uno es un vago y deja que el jardín se desarrolle por si mismo, al final dejará de ser un jardín y tendremos una pantomima.

    Un abrazo y Feliz Navidad ojos negros.

    ResponderEliminar
  16. No es difícil hacer metáforas sobre las plantas y los animales, a fin de cuentas moramos la misma tierra y somos seres vivos, con las misma necesidades: nacer, crecer, desarrollarse y morir.

    Un abrazo y Feliz Navidad Estrella.

    ResponderEliminar
  17. Francisco no te preocupes, es una de las tareas que el hombre tiene que hacer, cuidar su jardín para que esté frondoso y bello y lo puedan ver otras personas y sirva de ejemplo para sus propios jardines.

    Un abrazo y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  18. Estimada Diana, me satisface de nuevo verte por aquí, te deseo unas felices navidades y que el próximo años sea mejor que el que se nos va.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Buena metáfora la del jardín de la vida... sería interesante constatar el carácter de la persona por la forma en que cuidan sus plantas, seguramente tenga mucho que ver...

    Espero que disfrutes de una feliz Navidad y un mejor año.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. A pesar de las diferencias que han surgido entre nosotros, no queria dejar pasar estas fiestas para desearte una Feliz Navidad en compañia de toda tu familia. Que el año Nuevo nos traiga todo lo bueno que nos ha sido negado en este.

    Es mi deseo sincero

    ResponderEliminar
  21. Es cierto que surgió un comentario, realizado por ti en tu blog, que me molestó mucho, como bien dices eso no quita que nos deseemos Felices Navidades en compañía de los seres queridos, y que esto de los blog no sea algo que separe.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Durell gracias por tu felicitación, deseándotela igualmente para ti. Esperemos que el próximo año sea mejor que este aunque lo pongo en duda, estas políticas que se nos avecinan nos van a poner a mucha gente en cuarentena.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN