viernes, 7 de febrero de 2014

COMEMOS COMO EL CULO

 Desde luego el título de la entrada no es nada correcto y nada finO; por esa parte de la anatomía humana ni se como ni se bebe, salvo el escritor español y Premio Nobel  Camilo José Cela que afirmaba, en aquel programa de TV 'Buenas noches' de Mercedes Milá en al año 1982, que era capaz de absorber agua analmente "la habilidad que tengo que es la de absorción de litro y medio de agua por vía anal... si quieren, tráiganme una palangana y lo demuestro..." esta manifestación se puede ver en el siguiente enlace.

            Dado que lo que interesa es saber lo que nos introducimos por la boca, televisión española ha tenido el placer, de presentarnos un programa propio muy bien documentado con profesionales de la nutrición sobre nuestros hábitos culinarios, de cómo influye en la salud y como deberíamos alimentarnos para tener una mejor calidad de vida.

         De entrada, nos vienen a decir lo mal que comemos, tomamos mucho cárnico, muchos alimentos procesados, muchos embutidos y poca cantidad de frutas, hortalizas, cereales y frutos secos. Justo al revés de lo recomendable, deberíamos consumir, aparte de esos productos, más productos integrales, legumbres y pescado.

         Si a lo anterior le sumamos la información emitida por otro programa americano sobre como la industria modifica los alimentos para hacerlos más apetecibles al paladar, hace que no solo comamos como el culo es que lo que comemos es mierda aunque sepa bien, el programa decía "comida asquerosamente buena". Ese reportaje venia a decir que esa industria había sustituido, entre otras cosas, la fibra por azúcares, instaba el programa a que miráramos cualquier información que venga reflejada en los productos y veremos que todos ellos contienen azúcares, desde que nacemos ya nos estamos haciendo “adictos” a ese producto, aparte de las consecuencia posteriores relacionadas con enfermedades.

         Es bueno de vez en cuando ver los reportajes de la 2, nada tienen que ver con lo emitido por otras cadenas, nos muestras otros productos que hacen pensar, entre otras cosas de como hemos pasado de comer para sobrevivir a comer para satisfacernos.   

40 comentarios:

  1. Yo ya no digo que veo la " porque la gente no se lo cree y no tengo interés en demostrar nada. Hablando de lo que toca que es la comida, creo que comemos MAL, empezamos dando de comer a los niños MAL, mucha comida preparada, si es barata por algo será, mi abuela para comer de primero hacia verdura y para cenar con el caldo de la verdura hacia sopa, mas barato imposible, ahora no se aprovecha nada. Como no soy adalid de nada pienso que podemos comer de todo y poco. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo te digo que cuando veo a mis nietos comer, me espanto.

      Saludos

      Eliminar
  2. El título de tu entrada es el signo evidente de que el lenguaje está vivo. Me gusta y no compares con "el ano aspirador".
    Sí comemos mal y la comida que comemos no s la adecuada y lo peor de esto es que estamos creando hábitos insanos en los niños.

    ResponderEliminar
  3. Emilio, de momento comemos. Dentro de poco veremos si el problema no es comer mal sino tener para comer.
    Pero si, estoy de acuerdo contigo, hay que comer menos y mejor. Comer mejor es incluso más barato.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que en el mundo hay millones de personas que se mueren de hambre, aquí nos falta mucho para eso, es más, aquí tiramos muchos alimentos. En cuanto a tu segundo punto, totalmente de acuerdo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Vi en su día lo de Camilo José Cela, eso de meterse el agua por el culo, y este menda era la hostia. Éste mismo que decía que lo correcto era decir "maricón" y nada de marica ni niños muertos. En cuánto a lo de las comidas es cierto que comemos fatal, pero como cualquier día es bueno para estirar la garra. Si uno no come lo que le gusta, y disfruta de ello, "apaga y vámonos". Hay gente que lleva una vida de lo más saludable, y cuando les viene el arrechuche, se quedan más tiesos que la mojama. Aunque por supuesto si no se come sano el problema de que la salud te juegue una mala pasada se acentúa. El colesterol, el ácido úrico y los triglicéridos no duelen, pero cuando se abultan, asunto feo.

    Un abrazo Emilio Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Rafa que recuerdes lo de Camilo demuestra lo mayores que somos, yo también lo recuerdo y han pasado la friolera de 34 años, ¡¡casi na!!.

      El hecho de pensar en el colesterol y demás enfermedades derivadas muchas veces de esa dudosa alimentación, dice que estamos aún lejos de morirnos de hambre.

      Saludos

      Eliminar
  5. Completamente de acuerdo en lo que respecta a los niños. Las prisas, la educación permisiva y el bombardeo publicitario, no son las mejores pautas para una alimentación equilibrada.
    Los demás ya somos mayorcitos para entender lo que es bueno y lo que nos gusta y de ese binomio sacar las consiguientes conclusiones.
    Por el titulo no te preocupes, lo hemos entendido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los padres con sus prisas tampoco les da tiempo para más y por no oir a los niños quejarse se les da cualquier cosas que les guste aunque sea comida basura y que luego se pagará con enfermedades.

      Gracias por entender el titulo un tanto escatológico.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Siempre me pregunto sin obtener respuesta como es que los Gobiernos que supuestamente deberían velar por nuestros intereses, no tienen normas concisas para prohibir sustancias y manipulaciones en los alimentos que son dañinas, no puedo evitar pensar que algún beneficio sustancioso reciben de estas empresas, claro que pueden estar muy ocupados para proteger a las mujeres y los no natos con sus leyes absurdas contra el aborto y no les queda tiempo para otra cosa que resulte positiva para el bien de los ciudadanos.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que las presiones a los gobiernos por parte de las multinacionales de la alimentación serán muy fuertes y en aquellos países donde la corrupción impera, como es el caso de España, que quieres que te diga.

      Saludos

      Eliminar
  7. Sí, alguno dirá que bastante tiene con llevarse algo a la boca todos los días, pero eso no esconde una realidad donde "comer mal" gana terreno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuestión es que pudiendo comer bien, se come como "el culo", cierto que hay gente en el mundo que no tienen que comer, mientras que en el primer mundo se tira la comida, pero eso es otro debate.

      Saludos

      Eliminar
  8. Una cosa es alimentarnos y otra nutrirnos. Cada vez son menos las personas que se nutren adecuadamente: unas porque desconocen el tema y otros porque su nivel adquisitivo es cada vez más bajo. Hablas del azúcar que se incorpora a los alimentos a diestra y siniestra pero muchos no saben que con la sal ocurre lo mismo.Actualmente todo lo dulce lleva sal para resaltar el sabor de lo dulce.
    Saludos Emilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, pero mientras que sal se controla, el azúcar no.

      Saludos

      Eliminar
  9. Haber pasado de la subsistencia a la abundancia ha tenido sus cosas buenas y también de otros hábitos negativos. En mi lejana infancia era poca la carne y mucho las legumbres y los productos naturales que en cada tiempo da el campo. Ahora no alimentamos peor, pero extrañamente vivimos más (también nos medicamos mucho más) y no somos ancianos a los sesenta, sino a partir de los ochenta.
    Por descontado que no quiero discutir lo que expones y has oído de bocas expertas, sino que en nuestro modo de vida debe influir más de un parámetro que tal vez se nos olvida o no sabemos medir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente son muchos los parámetros que influyen en este modo de alimentarnos. La alimentación forma parte de la cultura de los pueblos, algo que estudié en su momento y que los paleontólogos tienen muy en cuenta en sus estudios y excavaciones, desgraciadamente, cuando quieran analizar nuestra cultura dentro de varios miles de años, no sabrán lo que somos, la globalización y la americanización en nuestro modo de comer lo hará imposible.

      Saludos

      Eliminar
  10. Hoy se le dedica poco tiempo a cocinar y, claro, lo más fácil es recurrir a esas "comidas" preparadas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, luego vendrán sus consecuencias.

      Saludos

      Eliminar
  11. Excepto mi adicción a las patatas chips dobladas :)), me encantan las verduras y la fruta (aunque reconozco que me gusta bastante la carne, especialmente el ternasco de Aragón).

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la comida que todos conocemos por nuestro país, solo le hago un asco a los caracoles y eso que he intentado comerlos, la cuestión es cuando hay que visitar otros países con otra cultura culinaria.

      Saludos

      Eliminar
  12. No sé...
    Siempre comí por la boca, y en ese hueco, solo entra lo que no me suele hacer daño.
    Si a otros os da por castigarla...
    Saludos, Emilio.

    ResponderEliminar
  13. Cualquier dia descubriremos que el "soma" de Un mundo feliz es esto.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Yo creo que ese día ya está llegando y la pastilla para alimentarnos está ahí, solo falta comercializarla.

      Saludos

      Eliminar
  14. A pesar de todo, pienso que somos afortunados porque en nuestro país, al menos la zona donde yo resido, se come variado y con abundancia de verduras, frutas y legumbres, amén de carnes y pescados. He visitado algunos países, muy civilizados, que hacen un abuso increíble de grasas y azúcares, aunque también coman verduras y frutas. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todas partes hay carne, pescado y verduras, la cuestión es saberlas mezclar en condiciones. Aun recuerdo en un viaje como voluntario tener que enseñar a las mujeres indígenas a mezclar alimentos.

      Saludos

      Eliminar
  15. La vorágine de la vida hoy en día a los padres que trabajan ,les lleva a ser esclavos de las comidas preparadas y para ellos y sus hijos,¿Por qué ? no tienen tiempo material de atender todas las labores de la casa los hijos y el trabajo.

    Este no ha sido mi caso siempre les digo a mis amigos totaneros que yo como más verduras y frutas que ellos los agricultores,y en ese sentido he educado a mis hijos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, nosotros somo unos carrozas que hemos visto crecer las verduras, las frutas y sabemos como es una vaca y una cabra, pero mis nietos y los amigos de ellos eso no lo verán salvo por televisión.

      Saludos

      Eliminar
  16. Como bastante sano.
    Fruta y verdura mucha.
    Pero me declaro culpable de algunas adicciones como los embutidos ibéricos,las patatas fritas y sobre todo...EL CHOCOLATE...

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya decía yo que tu blog tenía algo de afrodisíaco.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Mi cuñada la bliotecaria se ha hecho agricultora compro un cortijo que estuvo 15 años sin sembrarle nada ,era de un ingles. Ahora su marido también telefónico prejubilado es agricultor ecológico,cad vez que vine mi cuñada a Madrid nos trae parte sus cosecha y en verdad está buenísima.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digo que sea el caso de tu cuñada, me refiero a la cuestión ecológica de los productos, sobre esto hay muy falsedad, aunque es cierto que un producto carente de pesticidas y criado a la antigua usanza nada tiene que ver con los de hoy.

      Saludos

      Eliminar
  18. Alimentarse para vivir, este acto que se realiza de manera mecánica, difiere mucho de un individuo a otro. Comer sano muchas veces es una tarea un tanto compleja especialmente en la sociedad actual, donde las prisas y la comida rápida impiden llevar una dieta equilibrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La alimentación, como ya he dicho, tiene mucho de cultural, el problema es que las culturas se están homogeneizando y en consecuencia ya no se distingue la dieta mediterránea de la americana.

      Saludos

      Eliminar
  19. Que comemos mal está claro; ya hace mucho que comemos de pena gastando lo justito para ello. Y visto como estamos iremos a peor. Y ya no te digo ná cuando no tengamos ni para comer los que de momento aún podemos hacerlo.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  20. Espero que no se llegue a dar esa situación.-

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Fíjate cómo me impactó la declaración del Nobel que vi la entrevista en directo y (además de hacerme sonreír) no la he olvidad.

    Procuro comer bien y creo que lo consigo pero sin obsesionarme mucho por el origen de los alimentos, sino me tendría que amasar mi pripio pan, hacerme con un terreno, unas gallinas...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni obsesionarnos con los alimentos, ni contar calorías, pero si evitar esa cantidad de porquería que nos quieren meter sin que nos enteremos, por ejemplo, los transgénicos, y si lo hacen que lo pongan y ya uno será libre de elegir ese alimento o no.

      Saludos

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN