viernes, 23 de noviembre de 2012

UN PASEO POR LOS CAMINOS DEL AGUA

Y aunque está en tan alto sitio, tiene mucha y buena agua, de la famosa
Fuente de Alfacar, de donde traen una azequia, que entrando por medio
del Albaycin, se reparte a los aljibes públicos y casas particulares,
con la qual se riegan las hazas, huertas y viñas de aquella ladera.
F. Bermúdez de Pedraza (1608)

Fuente Grande, inicio acequia Aynadamar
El largo puente de los difuntos, mientras unos se desesperaban por las carreteras o se cabreaban por no tener el tiempo deseado, el que escribe optó por quedar en casa y hacer turismo local por la historia del agua, la lluvia nos dio una tregua de varias horas para visitar el otra agua, el agua que mana del interior de la tierra, que fluye por las acequias y que se estancada en los aljibes, para posteriormente ser recogida por aquellos ciudadanos que desde el siglo XI,  habitan el llamado barrio o arrabal de los halconeros más conocido por el Albaicín-

         Este paseo por el agua se encuentra fuera de los circuitos turísticos y reivindica su papel en la historia de una Granada que creció gracias a la acequia de Aynadamar -fuente de las lágrimas- que desde otra Fuente Grande, en Alfacar, se derrama y se convierte en una red de «venas, arterias y capilares por donde corre la sangre que da vida al Albaicín».

Aljibe del Rey
              Aynadamar, la acequia reina que tras su recorrido se decanta en el aljibe Viejo, o aljibe del Rey donde fue capaz de almacenar trescientos mil litros del agua, un lugar que ayer fue sede real de la dinastía Zirí y de su rey más emblemático Babis Ibn Habbús (siglo XI); hoy es punto de partida de una senda hacia una parte de la historia de Granada que empieza donde se inician  los mitos, en jardines de las mil y una noches, en rumores del agua  y sus cuarenta aljibes,  en el barrio de las cuestas con la Alhambra de fondo que se alían con el paseo; al atravesar el arco de las pesas  comenzamos a  empaparnos de la vida de barrio en el centro neurálgico de un Albaicín bullicioso, es la  Plaza Larga

Vista de la Alhambra. Foto Emilio Martín
          Nos recuerda nuestro guía que existen cinco ramales y el que visitamos es uno de ellos, el de San Juan de los Reyes que lleva el agua  al aljibe de las Tomasas que una vez lleno la deja pasar al aljibe del Trillo.
aljibe de las Tomasas
       Una llave nos abre las puertas de uno de estos aljibes, la historia del antiguo barrio está escrita en sus ladrillos.
aljibe del Trillo
El Bañuelo
  De ahí al aljibe de Los Negros, «se cree que en esta zona hubo asentamientos de personas de color», para concluir nuestro recorrido por al historia, nos dirigimos al hamman o  baño árabe más antiguo de nuestra geografía, el bañuelo, del siglo XI, dejando así constancia de la doble vertiente del entramado de acequias y aljibes con su componente social, religioso y el industrial que se decanta hacia los regadíos, tanto de la vega como de los numerosos huertos que tenían los Cármenes Granadinos.


43 comentarios:

  1. Sabía de la riqueza e importancia del agua en la ciudad de Granada, de su cantarín descendimiento por las acequias que bajan desde lo alto, pero no conocía estos detalles que me descubres y por los que te quedo muy agradecido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para la gran mayoría de los granadinos esta parte de su/nuestra ciudad es totalmente desconocida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Impresionantes rincones los que nos dejas.
    La genialidad humana no tiene límites.
    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el siglo XI, cuando nadie sabia lo que era la higiene corporal, estos "moros", hoy llamados así de forma despectiva y que habitaron la ciudad de Granada, ya se lavaban y mantenían una higiene exquisita.
      Siempre he pensado que desde la expulsión de moros y judíos, salvo un rato durante el periodo de Carlos V -que luego nos ha traído consecuencias-, no hemos levantado cabeza y que hoy somos consecuencia de aquello.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Qué placenteros son estos itinerarios que, a la vez, nos descubren nuestro pasado!
    Coincido plenamente, Emilio, la expulsión de judíos y moriscos nos ha privado de mucha sabiduría, de mucha riqueza y de mucha tolerancia. Somos como somos -bastante cafres en ocasiones- porque nos falta una parte de nuestra propia identidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde que algunos dijeron eso de ¡¡viva la muerte!!, ¡¡abajo la cultura!! o aquella otra guinda de ¡¡que inventen ellos!!, ya está definiendo lo que por aquí tenemos.

      Un saludo

      Eliminar
  4. No conocía estos lugares, muchas gracias por traerlo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chelo, ya sabes que cuando vuelvas a Granada tienes que visitarlos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Conozco Granada. Mi padre era de allí, de un pueblín muy chico entonces: Las Ventas de Zafarraya. He ido en bastantes ocasiones, antes porque iba con él y mi madre a su pueblo, luego de mayor porque me apetecía volver. Tienes una tierra bellísima y cargadísima de historia.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, aquí tienes un blogero amigo que te enseña estos lugares y ya puestos hasta te invito a una cañita en el barrio del Albaycin, luego ni se te ocurra pedirme más que "el horno no esta p'a bollos".

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. No creas que no gustaría volver a Graná no tardando, pero como bien dices, no están las cosas para antojitos, así que supongo que tendré que dejar eso, lo otro y lo de más allá. Gracias de todos modos. Lo mismo te digo si vienes por los Madriles, jejeje.
      Un saludete

      Eliminar
    3. ¿Dices de visitar los Madriles?, no voy a decir que ni loco, me gusta Madrid como ciudad y por todo lo que tiene de cultural, he estado viviendo en ella y, a no ser que tenga que ir por obligación, prefiero quedarme por aquí.

      Un abrazo y seguro que de moverse alguno de su ciudad, tu tienes más posibilidades de hacerlo que yo.

      Eliminar
  6. He estado un par de veces en Granada y me ha encantado, estos detalles que nos traes le dan un encanto aún mayor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente es un encanto del siglo XI que la ciudad no saca para conocimiento de todos, ¿causas?, los granadinos, o sus políticos, son tan pacatos que con lo que se ve de la Alhambra ya hay bastante.

      Saludos

      Eliminar
  7. Bueno para alguien del norte todo lo que cuentas y enseñas es novedoso,qué alegria tener Internet! No sabia lo que era una acequia o un aljibe y ahora ya lo sé gracias a ti.
    Lo que dices de la higiene de los moros es muy significativo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto acequia como aljibe son palabras árabes que están relacionadas con el agua, la primera la transporta la segunda la almacena, un modo inteligente de llevar el agua a los domicilios cuando por el norte, aún no sabia ni para que servia salvo para beber.

      Un saludo

      Eliminar
  8. Muchas gracias, no tenia ni la mas remota idea de ese tema de los aljibes...
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La palabra aljibe, es hasta bonita y musical.

      Saludos Genín.

      Eliminar
  9. ¡Qué interesante!
    Vivir en Graná es un privilegio para los sentidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que en Córdoba también habrá aljibes y acequias, aunque pasando por allí el Guadalquivir, puede que solo existan los acequias.

      Saludos

      Eliminar
  10. Granada es uno de mis viajes pendientes, gracias por esta entrada tan clara
    y cristalina, y tus fotos, un lujo.
    Un saludo y todo queda claro como el agua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un Murcianico como tu, no puedes decir que no has visitado Granada, te estamos esperando.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Gracias Emilio por permitirme acompañarte en el paseo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de que Norma, es un modo de viajar en la distancia.

      Saludos

      Eliminar
  12. Infinitas gracias querido y admirado amigo por concedernos el privilegio de visitar virtualmente tan preciosa y mágica tierra a través de tus letras y fotos. Miles de besinos y feliz fin de semana te desea esta amiga con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es el de poder seguir leyéndonos.

      Un abrazo a una amiga asturiana.

      Eliminar
  13. Que interesante historia, y hermosas fotos. Me ha encantado conocer más de tu precioso país.

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un modo de conocernos en la distancia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Preciosas fotos para una de las ciudades mássss bonitas que conozco.UN besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a negar que Granada tiene mucha historia y muchos monumentos que ver, y aun más por descubrir.

      Gracias por tu comentario y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. ¡Te envidio! Cómo me gustaría andar por esas huellas del agua tan preciosas y la vista de la Alhambra ¡qué maravilla! me encanta siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que fue un viaje por el tiempo maravilloso; al final, como todo lo que te engancha, me supo a poco.

      Si deseas venir por aquí, todo es cuestión de que tus deseos se conviertan en realidad, y aquí me tienes de cicerone.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. No cabe duda que dúrate la dominación árabe fue un momento de prosperidad para España. Raro es el lugar donde no exista y se conserven todavía (entre otras cosas) acequia, regadíos y aljibes como los que tan detalladamente nos describes en esa sin par Granada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Granada no ha sido una ciudad que cuide especialmente su patrimonio, especialmente durante los años 50 a 70, últimamente la construcción ha hecho estragos con yacimientos aun más antiguos, romanos y prehistóricos. La misma acequia Aynadamar solo llega hasta mitad del camino, no hay mucho interés en reparar lo que se ha hundido, de todos modos ahora parece que lo que queda se mima.

      Un saludo

      Eliminar
  17. Esa es una Granada totalmente desconocida para los que solamente hemos estado allí de turismo y muy poco tiempo. Como bien dices con la Alhambra, la catedral y alguna otra cosilla poco más vemos. Por aquí no tenemos aljibes, llueve poco y tenemos el Ebro que lame nuestras casas y el Quelies que nos atraviesa para desembocar en él. Lo que si tenemos es un gran entramado de azequias. Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema del aljibe entiendo que no exista por tu región e incluso por la ciudad de Córdoba o Sevilla, el propio río les servia de almacén, no eran necesario ese tipo de construcción, por aquí los ríos Darro y Genil no se puede decir que traigan un caudal suficiente, tenían que traer el agua de fuera y almacenarla en la ciudad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Interesante entrada, Granda es una ciudad preciosa, que nunca termino de descubrir. Me encanta el misterio que aún guarda para mi.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil para una persona que venga de fuera que conozca esos entresijos que conocen algunos del terruño, pero eso ocurre en todas las visitas más o menos turísticas.
      Cuando quieras conocer Granada, es cuestión de que lo digas

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Me he quedado pegada a la pantalla con tanto rincón precioso y preciso,todo hay que decirlo,porque se hicieron a conciencia para abastecer al pueblo y de una manera espléndida,sólida e imperecedera.
    Me ha encantado recorrer junto a vosotros esos lugares emblemáticos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas construcciones tienen casi 1000 años y ahí, están nuevas, ¿durarán tanto esos edificios que reciben premios de arquitectura moderna?.

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Una entrada muy interesante, es cierto que en nuestras propias ciudades hay lugares que nos son totalmente desconocidos. Yo también suelo aprovechar los puentes para irme, el último a Julióbriga que no lo veía desde hace muchos años.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la cantidad de cosas que tiene este país, y algunos van por dirección contraria, en lugar de ser ciudadanos del mundo, se meten en su terruño.

      Saludos

      Eliminar
  21. I liκe whаt уou guуs aгe up tоo.
    Thіs kind of clever work and expoѕuгe!
    Keеρ up the supeгb wоrkѕ guys I've incorporated you guys to my blogroll.

    Feel free to visit my website; wedding photography list

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN