sábado, 15 de marzo de 2014

TODOS QUIEREN (AHORA) A MACHADO (Tereixa Constenla)

Machado en Collioure. /RAYMOND ROIG
Hace unos días publicaba una entrada titulada “POR LOS CAMPOS DE CASTILLA” en la que hacía un humilde recordatorio del poeta, al tiempo que, sin desearlo, se planteó a través de los comentarios un pequeño debate sobre si trasladar sus restos a España o no, El País digital del día 9 de Marzo publica este artículo que por su interés publico íntegro.

La Junta de Andalucía reabre el debate sobre el traslado de los restos del poeta desde Collioure, lugar de peregrinación durante 75 años para sus seguidores.  

       El mejor cronista de los últimos días de Antonio Machado, hace 75 años, recién estrenado el exilio en Collioure (Francia), fue su hermano José. Él desveló su último verso —escrito a lápiz en papel arrugado: “Estos días azules y este sol de la infancia…”—, su último deseo (“Me dijo señalando a una de las humildes casitas de los pescadores que había en la playa: ‘Quien pudiera vivir tras una de esas ventanas, libre ya, de toda preocupación”) y acaso su última voluntad: ser enterrado en aquel pueblo marinero mientras continuase la guerra.

            Cuando el poeta murió, no faltaron anfitriones. Una vecina ofreció su panteón y varios intelectuales franceses ofrecieron París. “Es un deber para nosotros encargarnos de las cenizas del gran Antonio Machado, caído aquí, en tierra francesa donde había buscado y creído encontrar refugio”, defendió el escritor Jean Cassou. Pero José Machado declinó la grandeur. En el diario que escribió en Chile, a partir de 1940, afirma: “Preferimos que durmiese el último sueño en el sencillo pueblo de pescadores de Collioure. Y en él esperará hasta que la bárbara guerra termine con el triunfo de la libertad, y pueda ser trasladado con la madre, y ya para siempre, a Madrid”.

            Acabó la guerra, se extinguió la dictadura y, como en otros campos, la democracia no ha zanjado un dilema que rebrota cada cierto tiempo. ¿Deben regresar del exilio los restos del poeta? La última voz en alzarse ha sido la del consejero andaluz de Cultura, Luciano Alonso, que durante su visita al cementerio de Collioure, reivindicó su exhumación para ser enterrado en Sevilla, donde nació en 1875. Días después, Alonso refrenó su demanda inicial y abogó por un debate para llegar a “un gran consenso” sobre el destino final del autor de Campos de Castilla cuando se cumplan 150 años de su nacimiento (2025).
        La familia, que rechazó cada tentativa de la dictadura para retornar al poeta, ha flexibilizado su posición, aunque no quiere encabezar nada. Creen que Machado es un símbolo que ya no les pertenece en exclusiva. “Tenemos una postura muy clara. Es una decisión que nos sobrepasa y que ya no depende de nosotros. Entendemos que es una decisión que debe tomar la ciudadanía. Si alguien lo promueve y tiene una aceptación amplia y muy escasas críticas, apoyaríamos el traslado de los restos a España”, explica Manuel Álvarez Machado, sobrino-nieto del poeta e hijo de Leonor Machado.

          “Es obvio que a la mayoría de la gente le gustaría que estuviera aquí, pero también hay quienes consideran que debe seguir en Collioure para mantener el espíritu del exilio y, por otra parte, hay que tener agradecimiento a una ciudad que ha mantenido su memoria”, añade. En el mismo fiel de la balanza se sienta el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle: “Comprendo y respeto ambas posturas. Traer los restos del poeta es devolverlos a la tierra de la que nunca tuvo que haber huido. Que permanezcan en Collioure es mantener vivo el testimonio de la dignidad de su compromiso con la República. Como político aplaudo el empeño loable de la Junta de Andalucía. Como ciudadano, no quiero que se olvide que el poeta tuvo que huir de su patria”.
            La única iniciativa familiar para repatriar los cadáveres del poeta y su madre partió de Manuel Machado en 1941, pero su petición no prosperó ante las autoridades franquistas. A la vuelta de los años sería el propio régimen el que buscaría el amparo del poeta que había llorado por las dos Españas. La dictadura deseaba convertir su regreso en un símbolo de reconciliación y, de paso, arrebatar una de las figuras más simbólicas a los antifranquistas. Javier Muñoz Soro, profesor de la Universidad de Complutense, publicó en 2013 un artículo en la revista Cercles donde detallaba las intentonas. “El 7 de noviembre de 1957, la Real Academia de la Lengua creó una comisión para gestionar el traslado a España de los restos de Antonio Machado y cumplir así con ‘ese deber de españoles’. Por mediación de Gerardo Diego, el entonces subdirector del Museo de América y viejo amigo de la familia Machado, José Tudela, escribió a José Machado, residente en Chile y único hermano vivo tras el fallecimiento de Manuel en 1947. El 16 de diciembre llegó su contestación: ‘No se puede aceptar un traslado mientras exista el Régimen actual por el cual él tuvo que salir de su Patria. Esto sería ir contra sus ideas”. No disuadidos por ello, reclamaron la exhumación ante las autoridades francesas, que la denegaron. Tras el fallecimiento de José Machado en 1958, el nuevo ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga Iribarne, retomó la idea aunque tampoco triunfó.

La familia apoyaría el retorno si goza de "una aceptación amplia"

        En 1958 los restos de Machado y su madre fueron trasladados a una tumba propia, financiada mediante una suscripción popular a la que contribuyeron, entre otros, André Malraux, la editorial Gallimard, el sindicato UGT, el expresidente colombiano Eduardo Santos o Pau Casals. Una exhumación tendría enfrente al alcalde de Collioure, Michel Molly, que se ha distinguido por mimar la memoria del poeta. “Es importante que los jóvenes sepan que la gente importante de su país ha tenido que irse y morir fuera. Machado no es Collioure, es la representación de toda Europa”, declaraba a este periódico en 2011, tras firmar un convenio con la Universidad de Alcalá de Henares para gestionar un archivo consagrado al poeta.

La dictadura trató en varias ocasiones de repatriar al poeta y a su madre

        Molly no está solo. Manuel Núñez Encabo, presidente de la Fundación Antonio Machado española, se opone a la repatriación con dos argumentos. "Antonio Machado está donde le coloca la historia de España. Si está allí es porque hay unos hechos históricos de los que debemos sacar una lección para que no se vuelva a repetir. Le expulsan de España por su defensa de la democracia". La segunda razón que esgrime es para evitar el macabrismo. “¿Adónde se traslada? Repartirse los despojos es algo muy poco positivo. Hay siete ciudades machadianas: Sevilla, Madrid, Soria, Baeza, Segovia, Valencia y Barcelona. Hay que reivindicar el Machado de todos, fuera de partidismos y provincianismos. El lugar no es lo importante, lo más importante es que es un poeta universal y patrimonio de la humanidad”.

         Es probable que cada español tenga una opinión tajante a favor o en contra. Machado es el poeta más santificado del panteón literario. Su tumba se convirtió en un lugar de peregrinación política durante el franquismo y, tras la democracia, en un santuario laico. Al cementerio de Collioure llegan miles de cartas con peticiones de todo tipo (trabajo, amor, salud, paz…) hasta el punto de que el trasiego postal obligó a instalar un buzón junto a su tumba.

37 comentarios:

  1. Nací un par de calles más abajo de la Calle Dueñas, donde vino al mundo Antonio Machado y por añoranza he pensado muchas veces que me gustaría que sus restos estuvieran entre nosotros, pero no sería justo ni lógico. En Collioure le dieron a Antonio Machado el refugio y el amparo que España le negó y creo que sus cenizas están bien donde están.
    Un abrazo, Emilio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las tesis que mantiene el artículo, aunque mi punto de vista es el que venga y sea enterrado en uno de los lugares emblemáticos por los que pasó y escribió el poeta, aún reconociendo la dificultad de consensuar un lugar, debería estar en España como un símbolo de concordia, aunque bien es cierto que esta todavía no se ha producido, basta escuchar homilías como la del cura Rouco en el día de ayer.

      Saludos

      Eliminar
  2. A mi con tener sus libros me basta. Me es indiferente donde esté enterrado, y seguramente si se toma una determinación al respecto la mitad estará a favor y la mitad en contra, como en todo lo que se hace en España. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esa es la cuestión, ver si alguna vez no ponemos de acuerdo en algo, a mi me gustaría que así fuera.

      Saludos

      Eliminar
  3. Bueno a mí es que me ha gustado desde siempre, y no sólo ahora.

    Y es cierto que Collioure le queda y le sienta muy bien y fue su elección. Es un pueblo pequeño, y el mar acompaña la soledad y la libertad que el poeta buscó al final de su vida, como tantos otros exilados que vivieron lo mismo que él, y murieron fuera de España.

    En fin.

    Saludos, Emilio.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descubrí a Antonio Machado, o mejor dicho me lo descubrió un cura Escolapio allá a finales de los 60, los libros de la época no llegaban a esa generación, el dictador aún le quedaban algunos años de vida, desde ese momento, y sin ser un gran lector de poesía, sus libros formaron parte de mi vida.

      Saludos

      Eliminar
  4. Si está bien allí.. por qué traerlo aquí. De todas formas es un tema en el que ahora debe opinar toda España, tal como dicen sus familiares. Machado es de todos, pero también hay que respetar sus últimas declaraciones...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Las que le dijo a su hermano?. Estoy de acuerdo a que Machado es de todos, y aquí está el problema, como buenos cainitas seguro que terminaríamos a porrazos por volver a enterrarlo. De todos modos sigo pensando que debería estar en España

      Saludos

      Eliminar
  5. Yo creo o bueno es mí opinión, es que si todavía quedan familiares directos ellos son los que deberían tener la última palabra.

    Un abrazo Emilio Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen que si quedan; de hecho, en el artículo, uno de ellos manifiesta que la vuelta de Machado en España dependerá de la decisión que adopten los propios españoles y es aquí donde parece que no nos ponemos de acuerdo.

      Saludos

      Eliminar
  6. La postura de la familia la veo coherente ya que Machado ha sobrepasado y con mucho el ámbito familiar, dicho esto opino que cualquier decisión que se tome va a ser buena, sólo que Colliure lo eligió él y ESPAÑA NO TE CREAS QUE ESTÁ MUY ASENTADA QUE DIGAMOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Machado pasa como con García Lorca muy pocos son los que quiere que aparezca su tumba.

      Saludos

      Eliminar
  7. Lo importante es que descansa en paz, no creo que hoy en día le importe demasiado el viajar para hacerlo en otra casa, lo demás estaría lleno de manipuladores de diferentes colores..
    Salud

    ResponderEliminar
  8. Tengo a Machado como uno de mis poetas principales, he leido y releo sus poemas, he recorrido sus lugares como en peregrinación y la visita a su tumba en Colliure es uno de los momentos emocionantes de mi vida. Pero, como Lasalle, me debato entre los dos sentimientos y casi que me inclino más porque permanezca donde está. Asustada estoy de coincidir con un secretario de Estado de este gobierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La clásica lucha interna, en mi caso no existe.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Creo que lo suyo sería descansar en España, la dictadura ya pasó y esta es su tierra, la que le vio nacer, la que le vio enamorarse...

    Egoístamente quisiera que fuera Soria la ciudad que le recogiera. Se le adora allí, y Soria respira a Machado... Adoro pasar por el lugar donde él se ponía a escribir... Por el instituto donde impartía sus clases de francés...

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está el gran debate, cual sería el lugar de su enterramiento, seguro que por esa causa nos tiraríamos los trastos a la cabeza, no tenemos remedio.

      Un beso.

      Eliminar
  10. Una difícil decisión. No sé qué decir respecto a si prefiero su traslado a España o no.

    Solo sé que dos de los poetas que más admiro, uno está en una fosa común y el otro enterrado exiliado. Qué triste!!

    Fui a Collioure y sentí una inmensa emoción. No la he sentido por nadie que no fuera familia o amigos íntimos, ni himnos ni banderas me emocionan. He leído mucho, y releo, a Machado. Lo admiro y disfruto con su obra. Es un símbolo de la resistencia y la libertad... esté donde esté.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que coincido en los dos poetas, en uno de ellos en andado por los lugares donde se especula que puede estar, en Collioure no he estado aunque me gustaría ir, seguro que sentiría la misma emoción que tu.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Es muy interesante tu entrada, me pareció muy didáctica, pues como extranjero (y un poco perezoso) leí los versos de Machado ayuno de contexto histórico.
    Desde que tengo un contacto más fuerte con España siento que tengo que aprender mucho, muchísimo, diría, si no, estaría faltando a su gente.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco podemos abarcar a todo, aunque si te gusta la poesía es uno de los fundamentales.

      Saludos

      Eliminar
  12. Siempre hay alguna razón para estar en desacuerdo. Sólo hay que esperar lo que dice uno para a continuación decir lo contrario.
    Es nuestra tradición. :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que aprenden a tender puentes.

      Saludos

      Eliminar
  13. Lo que cabría preguntarse es si existen descendientes directos del poeta. Serían ellos lo que deben tomar la decisión. Pero como siempre ocurre, que los gobiernos de alguna manera se apropian y deciden por sus símbolos.
    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El artículo publico manifiesta que si existen esos parientes directos del poeta, pero que estos ya han dicho que ellos aceptarán lo que España decida al entender que el poeta es un símbolo que les ha transcendido, en consecuencia la familia de Machado dice que se haga lo que España decida y aquí es donde reside el problema.

      Saludos

      Eliminar
  14. Pienso que este tema que planteas como todos, se zanjará por la vertiente económica. lo que mas dé, ese será el final; lo económico está por encima de lo humano, por desgracia.
    Salud Emilio,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da a mi que en este caso no existe problema económico de ningún tipo, es más de una decisión político-cultural y de reconocer que se cometieron injusticias en un momento dado de nuestra historia y por ahí existen grupos de poder que no pasan una.

      Saludos

      Eliminar
  15. Me gusta Machado, forma parte de mi vida. Soy de Soria y allí es difícil cruzar una calle sin que aparezca el nombre de Machado o el del equipo de fútbol de la ciudad, el Numancia. Curiosa combinación esa de fútbol y poesía. Por allí también se reverencia a Becquer y por supuesto a Gerardo Diego. En Soria está enterrada su mujer, Leonor, que debía tener como mucho dieciocho años cuando murió. Verdaderamente creo que es un tema que carece de importancia dónde esté enterrado Machado y creo que la junta de Andalucia tiene otros asuntos que resolver y que atañen al mundo de los vivos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezaré por el final, Andalucía tiene los mismos problemas, diría incluso algunos menos de los que tiene por ejemplo, Castilla-León, o Galicia, o Extremadura, por poner solo tres comunidades, si hablamos de déficit público, ayer se publico, estamos detrás de Cataluña y Valencia, en cuanto a corrupción, en eso se puede decir que el tema de los EREs se está manipulando tanto, y no digo que no haya, que lo que se pretende es tapar varias cosas, primero la corrupción que cubre a todo el partido que nos gobierna y un partido catalán empecinado en realizar unas votaciones, algo que a mi me parece bien, pidiendo la independencia.

      Continuaré con el resto, me parece magnífico que los sorianos adoréis a esos magníficos poetas, pero se da el caso curioso que ninguno de los tres son Castellanos, dos son Sevillanos, Becquer y Machado y Gerardo Diego es Santanderino.

      Hace un par de semanas, visité esa comunidad, por eso titulé la entrada anterior "por los campos de Castilla" y como consecuencia de esa, esta secuela publicada por el Pais, he de decir que hay pueblos magníficos con abundante románico pero están vacíos, abandonados, destruidos, sin niños, este tipo de pueblos no ocurre en Andalucia, gracias a ese PER, tan denunciado por un partido de derechas, pero que consigue asentar a la gente en sus lugares donde nacieron, cuidar las casas, los campos y de ese modo no ver paisajes como el que he visto tanto en Castilla como en Aragón.

      Saludos

      Eliminar
  16. Pienso que hay que dejar tranquilos a los muertos. Hasta ahora no ha sido un obstáculo para que me guste leer sus poemas el que no esté enterrado en España. De todas formas cualquiera de las dos soluciones me parece correcta, pero me temo que el traerlo a España va a ser motivo de disputa, como siempre. Saludos desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El "dejar tranquilos a los muertos" es la misma filosofía que mantiene la derecha política de nuestro país que no está permitiendo sacar de las fosas comunes a los muertos de la guerra civil y enterrarlos en lugares dignos. Esa misma frase es la que se dice en Granada cuando se quiere eliminar determinados símbolos franquistas. Lo siento Felipe pero esta vez no participo de tu comentario.

      Un saludo

      Eliminar
    2. Me es indiferente lo que piense tanto la derecha como la izquierda, esa es mi opinión y a mí me basta, independientemente de quien coincida conmigo. No tienes por qué sentir el discrepar de mi pensamiento, cada uno tenemos el nuestro, tan digno y respetable como el de los demás. Un abrazo

      Eliminar
  17. Yo ando dividida al igual que Lasalle.
    Me parece una aberración que cualquier ser humano tenga que huir de su país por falta de libertad para expresarse o vivir y que de ser uno de los grandes que se dan en cada nación, haya de morir lejos de su hogar y sean otros quienes lo valoren, cuiden y respeten.
    Que retorne ahora ya féretro al lugar de donde no debió salir por la irracionalidad...sí, puede.
    Pero,¿tiene sentido ya volver sin poder sentirlo, sin que se arrodillen ante él disculpándose, que lo hagan por motivos políticos y no sentimentales?
    En fin...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos huyeron por las mismas circunstancias, la guerra, terminada esta, unos volvieron y estuvieron en la cárcel, otros optaron por quedarse y no volver hasta que murió el dictador y otros murieron con el deseo de volver, ¿estamos seguros que Machado no quería volver a su país a esa casita de la playa que le dijo a su hermano?.

      Saludos

      Eliminar
  18. Justamente que esté enterrado allá dónde él lo eligió, es un símbolo de algo. Me parece, y eso no debería cambiarse. El murió en un momento preciso de la historia de España. Estuve en Collioure hace años, es un pueblo precioso, no en vano también lo eligieron muchos impresionistas para vivir.. A Machado, Campos de Castilla, lo leí en La Acequia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, salvo error u omisión que el no eligió Colliure, la muerte eligió ese pueblo y ese momento.

      Un saludo

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN