lunes, 18 de septiembre de 2017

SEMANA DE LOCOS EN UNA ESPAÑA IRREAL (accidente en Cabárceno)

Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander) 
La semana pasada todas las respuestas dadas fueron realizadas desde la tableta en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Santander, las causas de nuestro traslado urgente a esa ciudad fue que nuestro nieto mayor (11 años) se rompió el fémur derecho en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, fue una mala pisada, estaban de vacaciones por el norte; desde el momento de la caída, la posterior rotura y hasta el alta, todo han sido problemas.

           Primer problema, la ambulancia que se llamó informa que se averió por el camino y no llega, nuevo aviso informando de
Parque de la Naturaleza de Cabárceno
la gravedad del asunto para que acudiera urgentemente, que fuera una ambulancia medicalizada según recomendó una visitante que era enfermera, tardaron una hora, mientras tanto el niño en el suelo. Entrada en urgencia y tras la correspondiente radiografía se ve que es una rotura limpia de fémur, ¿qué hacer?, se preguntan los padres, recordemos que pertenecemos a la Comunidad Andaluza y que el accidente se produce en la Comunidad Cántabra, ¿lo trasladan a Granada para operarlo? ¡¡ojo!! nos informan que ni el hospital, ni la comunidad ponen la ambulancia para el traslado alegando que somos de otra comunidad, se tiene que enviar desde Granada, llegar a Santander, descansar el conductor y volver a nuestra ciudad, son 850 Km de viaje de vuelta llevando a un niño con rotura de fémur; tras múltiples gestiones con el SAS (Servicio Andaluz de Salud), donde nadie sabe nada y nadie responde o contesta, menuda mierda de SAS, los padres deciden operarlo en Cantabria gracias a que contactaron con un traumatólogo de Granada que les aconsejó su inmediata operación en Cantabria, la traumatóloga de servicio del hospital Valdecilla nada decía, podrá ser una buena médico pero su carencia de empatía en una situación de padres estresados era manifiestacuando el dinero cuenta, las palabras callan, no queremos pensar, aunque nos obligan a ello, que su estancia y operación supone un gasto en un niño que no es cántabro. 


        Siguiente problema, desde la caída (el martes) hasta la operación (lunes) han transcurrido 6 días con
Fémur con una placa 
dolores pese a los calmantes, tenían que pedir la placa de titanio junto con los tornillos, el hospital no disponía de ellos, el chaval es operado y pasa dos días con sus noches con muchos dolores, estamos, el jueves a media mañana, la traumatóloga de marras tras decir la chorrada "de que era el niño más caro de la planta", quiere darle el alta, una de las razones es que el viernes es fiesta en Santander, lo fuerzan a que se siente en una silla, lo hace con grandes dolores, además le obligan a andar con muletas, como si eso se aprendiera en un segundo, olvidan que es un niño que se ha tirado en la cama sin moverse 10 días, que ha perdido masa muscular, que ha comido muy mal a causa de los dolores y de una comida de hospital que poco gusta a los niños vistos los platos como quedaban en las puertas de las habitaciones, por último, que le han abierto, para introducirle la placa, una herida en el muslo de unos 20 cm con más de 30 grapas. Otra muy gorda: como somos de otra comunidad, no nos pueden recetar medicamentos como Paracetamol y Nolotil para el viaje en coche de regreso, 850 Km., no me puedo creer lo que escucho, parece que estamos en otro país, encima, tenemos que seguir aguantando las “gilipolleses” de la traumatóloga, ¡¡lo que tengo que callar por nuestro nieto!!, gracias a que hay enfermeras que saben tratar a las personas y más aún a los niños, le dieron algunos medicamento junto con un par de relajantes para un viaje en coche de 9 horas, así como instaron a la traumatóloga de los cojones que el alta se hiciera efectiva el viernes pese a ser festivo. 

        Continuo con los problemas que me dicen que vivimos en un país de locos, mi nieta de 9 años no podía seguir estando en un hospital, pensamos los abuelos junto con los padres traérnosla para Granada, era lo mejor, así acude a la escuela, hacia unos días que había empezado, es imposible hacerlo en avión, piden DNI de la menor o el libro de familia que no disponían ¿quien lo lleva cuando se va de vacaciones?, a partir de ahora lo llevarán a todas partes, así como un certificado de autorización de los padres para que viaje con sus abuelos, se expone el caso a la policía, no pusieron pegas en hacer el documento de identidad y firmar la autorización, ese tema estaba solucionado, mas problemas, hay que sacar el billete con Ryanair, en esta linea aérea todo hay que hacerlo por Internet, imposible contactar por teléfono, todos los múltiples intentos de explicar este caso especial fueron inútiles, puedo entender las pegas que se ponen para viajar con niños en avión, hay que evitar esos raptos que últimamente hemos visto; sin embargo en Alsa, viajes por carretera, no nos pidieron nada, nos preguntaron los años de la niña y nos redujeron el precio del billete, está claro, según los protocolos que se manejen dirán que viajando por carretera no se puede raptar a ningún niño/a, ¡¡para llorar!!. Otra gorda, lo había olvidado, mientras tanto, el Parque de Cabárceno, que no hicieron nada en su momento, se dedicaron en llamar –la responsable de calidad- a la madre (mi hija) para que se desahogara con ella, también que le enviaría unos peluches del parque al pobre crío, unos días después fue el director  con el mismo mensaje, en el fondo querían  saber si denunciábamos o no, desde aquí ya se lo decimos, ¡¡NO, NO SE VA A DENUNCIAR AL PARQUE DE LA NATURALEZA DE CABÁRCENO, QUÉDENSE TRANQUILOS!!, lo que si puede que le recordemos es que el niño aún espera los peluches de osos prometidos ya que no pudieron ver a los reales en su visita.

        Esta peripecia que narro es solo la mínima parte de lo que realmente nos ha ocurrido, necesitaríamos un libro para contarlo, con todo ello, hemos llegado a dos conclusiones, que se hacen más contundentes por haberlas vivido en carnes propias, son que los servicios básicos, como educación, sanidad y seguridad no pueden estar en manos de las comunidades haciendo cada una lo que le parece y con una falta de comunicación entre ellas que podríamos considerar delito y el otro es que los políticos solo saben  crear problemas a los ciudadanos con sus decisiones cuando el concepto de la política es solucionarlos. 

         Para mi nieto y sus padres Santander siempre quedará como un mal recuerdo, por mi parte, siempre le recomendaré que la visiten de  nuevo, yo lo hice en su día y es una ciudad hermosa digna de perderse en ella, con pueblos maravillosos que tenían previstos visitar y que no pudieron hacer. Será otro año.

28 comentarios:

  1. ¡Pero qué demencial!A dónde hemos llegado. Hace unos diez años, tuve que visitarme de urgencia en Catalunya siendo residente del País Vasco y no tuve problema alguno para que me inyectaran penicilina por una amigdalitis espantosa con fiebre alta. ¿Tan sólo en 10 años hemos llegado al racaneo absoluto de la SS? ¡A esto estamos llegando! Una lesión traumatológica en un menor y que te pongan trabas a todo. Me temo que esto es lo que viene, un sistema sanitario público de mierda en que si eres de otra CA te pudrirás in aeternum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me cuentas en Cataluña ya le pasó a un sobrino, no te voy a quitar ni una coma de lo que dices, muy al contrario le añadiría muchas malas palabras mas tras lo ocurrido a mi nieto, esta vez en Santander.

      Eliminar
  2. Uf! Vaya desastre!
    A ver si ahora va todo bien y le queda al chaval el hueso como es debido.
    Por lo demás, si además de evidenciar este caos, se les pudiese "meter mano" de alguna manera, adelante. Aunque bien pensado, con el sistema judicial que tenemos...
    Os deseo que dentro de poco sólo se quede como un mal recuerdo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de entre 4 y seis meses veremos que tal queda, habrá que tener mucho cuidado y seguimiento por el hecho de estar en periodo de crecimiento.
      ¿Denunciar?, ¿a quien? ¿al sistema?, eso es lo mismo que darse cabezadas contra la pared.

      Saludos

      Eliminar
  3. Siento mucho el accidente de tu nieto, Emilio Manuel y el calvario de la familia, eso de entrada. Lo mejor que has hecho es hacer esta objetiva, contundente y valiente denuncia a los cuatro vientos. La gente tiene que saber estas cosas que no salen en los pediódicos, pero que nos afectan a todos y son muy gordas.
    Los que están al frente de la Sanidad tienen que ser personas competentes, responsables e inteligentes, o que no desempeñen ese cargo. Es absolutamente impresentable y escándaloso lo que os sucedió, y claro, no habréis sido los únicos. De vergüenza.

    Espero que el chaval se esté recuperando rápido y bien de lo sucedido y todos deberíamos tomar nota de tan nefasta y tremenda experiencia.
    ¿Crees que reclamar y denunciar enmendaría estas situaciones? lo dudo, pero podría ser. Pero lo mejor que has hecho por la causa es traerla a tu blog: tu mejor arma, Emilio.
    Un beso para el niño y un abrazo para vosotros, con mi soli8daridad y afecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no hemos sido los únicos recuerdo que hace unos años en el País Vasco murió una niña por cuestiones de competencias de ambulancias.

      Lo dicho, mientras hablamos de Cataluña aquí no se habla de lo importante.

      Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Mis deseos para que tu nieto se recupere y el hueso le quede bien, por lo demás me quedo con el ultimo parrafo de tu escrito, conozco Santander y Valdecilla, y a personal del hospital. Nunca he tenido problemas médicos con ninguna comunidad, pero el lío de las competencias en Sanidad es absurdo, como con la educación, o los impuestos... Un abrazo Emilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente, nosotros sí que los hemos tenido.

      Saludos

      Eliminar
  5. ¡¡Qué pesadilla!!

    Un horror.

    ¡Pobre familia! ¡Qué impotencia!

    Espero que tu nieto, a pesar de todo,
    se restablezca completamente

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Accidente, fin de vacaciones, comienzo de curso escolar, comienzo de trabajos, tener que pedir permisos laborales, todos los problemas indicados arriba generan un estrés terrible que te pilla fuera de casa y que no te deja pensar, luego nos encontramos con instituciones y personas que no ayudan, en fin, una situación que no se desea ni a tu peor enemigo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Por lo visto es cuestión de suerte, yo tuve un problema grave de corazón en una visita que le hice a mi hija en Extremadura, fuera de mi comunidad que es la misma que la tuya, para estas situaciones tienen unos protocolos que el funcionaroio de turno debe de cumplir en la Comunidad donde estés, en ese caso en Hervás en urgencias, lo hicieron todo a la perfección sin problema alguno, y enseguida fui trasladado en una ambulancia al hospital de Plasencia en donde me etendieron maravillosamente estando varios dias hasta que me dieron de alta, nada en contra que decir, eso si, me sorprendió que entre comunidades no estén los historiales medicos disponibles por Internet, tienen que hacer caso a los documentos que presentes tu o en su lugar a la información que des, yo me quedé a cuadros que eso ocurra en el siglo 21.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, esto de las autonomías, en muchos casos está desfasado y, por ejemplo, los servicios básicos deberían de ser de ámbito nacional, en fin, a lo mejor es lo que saldremos ganando con la rebeldía independentista catalana...
    Espero que tu pobre nieto se reponga perfectamente y sin problemas, pobre niño, por lo que ha tenido que pasar, y ustedes, claro.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de incomunicación entre comunidades es terrible, de hecho hablando con el anestesista que atendió a mi nieto, nos comentaba que resultaba imposible contactar con las llamadas "Comunidades históricas" que estas seguían sus propios protocolos, en fin, un sin dios.
      Un saludo y gracias por tus deseos.

      Eliminar
  7. Un ejemplo claro de lo que está pasando en este país, en el que cada vez más estamos a un paso de la ruptura de los derechos universales para todos.
    Lo importante, ahora,es que el niño mejore y se le quiten los dolores.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso lo de Cataluña es más ruido que nueces.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Lo primero,deseo una pronta recuperación a tu nieto...vaya trago que ha tenido que pasar el pobre niño.Y vosotros,claro.

    Lo que cuentas me parece bochornoso,no me sorprende porque por desgracia y experiencia propia sé de qué hablas.
    Muy graciosita la traumatóloga,ojalá se rompa las dos piernas en Nepal,a ver si allí también suelta sus gracietas.
    El tema de la sanidad es grave.Y te aseguro que estoy en condición de afirmarlo.

    Mucho ánimo y un saludo a toda la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como llevo tiempo leyéndote se que tienes motivos para decir lo que dices y hasta que uno no sufre en carnes propias situaciones similares puede pensarse que vivimos en un país de jauja.

      Saludos

      Eliminar
  9. Qué cúmulo de barbaridades!!!!
    Porque tú lo dices me lo creo, es incomprensible. Así nos va, Gios quiera que no pasemos por lo mismo que tú.
    Un abrazo a toda la familia y que todo vaya mejorando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, mientras tanto hablamos de otras cosas no lo hacemos sobre lo importante, solucionar los problemas a los ciudadanos.

      Saludos

      Eliminar
  10. Y de nuevo a los Reinos de Taifas, cada uno a lo suyo. No es que nos vayamos a dividir, es que de hecho lo estamos en muchas de las facetas de la vida. De pena, penita pena. En fín, espero que tu nieto quede totalmente bien y pronto se le pase la limitación y el susto.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Los principal es que el chaval se recupere bien y pronto, porque menudo calvario, y hablando mal y pronto, vaya puta mierda de país. Para que tantas autonomías y tanta hostia, y la madre que los parió, si luego resulta que tienes por ahí un accidente fuera de tu comunidad, y lo mismo te mueres por falta de atención, ya ni miran que sea una criatura de corta edad, ni nada de nada. Lo dicho que el chiquillo se ponga bien lo más rápido posible. Hombre digo yo, que en gente tan joven los huesos sueldan antes.

    Abrazo Emilio Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo en cuenta que no es un deportista de élite, ya que de serlo, tendría para 4-5 meses, el tiene para casi el doble, lo que si esperamos todos es que esto quede en un mal recuerdo, mientras tanto los políticos y los ciudadanos nos preocupamos de los que ocurre en Cataluña y no miramos debajo de nuestras alfombras, están llenas de mierda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Lamento muchísimo lo que ha pasado y pensar que en el sur de América muchos piensan que allá está el paraíso, que todo se soluciona en minutos...
    Saludos Emilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí nos estamos aproximando demasiado al infierno.

      Saludos

      Eliminar
  13. Esta división en la sanidad pública es demencial. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que es peor, esa separación norte-sur, cada vez es mayor; mientras se habla de Cataluña no se habla de lo que realmente importa. Un saludo

      Eliminar
  14. Me sorprende que sucedan estas cosas. Me indigna. No puedo comprender porque cada semana traslado al hospital de León, o a otro ambulatorio, peregrinos de otros países, que tienen problemas de salud, y se les atiende siempre. Hace unos meses, es verdad que traje una peregrina danesa, y que no había sacado la tarjeta sanitaria europea, la que saco yo cuando voy al Reino Unido, y si que ponían trabas... no me quedé a ver en que terminó el asunto. Pero... dentro de un mismo país... es algo injustificable. Estoy muy indignado. Lástima, Cabárceno y Cantabria en general es maravillosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya conozco Cantabria y Cabárceno y estoy contigo, pero también su gastronomía, menudas tortillas de patatas me he tomado de desayuno antes de ir al hospital ¡¡joder!! que ricas, en cuanto a lo otro, el tratamiento en el hospital una vez operado ha sido bueno, todos los problemas son los previos, la atención a unos padres estresados, con un hijo maltrecho y una niña pequeña que no saben que hacer, nadie les ayuda a tomar una decisión, ¿se opera en Cantabria, se traslada a Andalucía?, una vez tomada la decisión la cosa fue normal, una personal unos mejores que otros, como en todas partes.

      Un saludo

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN