jueves, 7 de septiembre de 2017

ÉRAMOS POCOS, Y PARIO LA ABUELA

Nuestra perra se parece a esta, pueden ser hermanas.
Según el Centro Virtual Cervantes  el refrán de "éramos pocos y pario la abuela" se emplea “cuando hay demasiadas personas en un lugar y llegan más. En un sentido más amplio, se aplica cuando hay exceso de algo malo y todavía aumenta en perjuicio de uno, en mi caso, no puedo decir que se cumpla en su literalidad, ni mi familia es amplia, en el sentido de numerosa, ni la llegada de este nuevo ser provoca ningún grave perjuicio; pero, ¿qué decir si la familia aumenta con una mascota?, además, recién nacida, la puñetera es peor que un niño, se caga y se mea en cualquier rincón de la casa, aunque esa casa sea la de mi hija, en la mía ni se lo permito, pero lo hace, nos toca tenerla cuando le surge algún compromiso, en estos casos, aprovechamos para que vengan los nietos y ellos se encarguen de cuidarla, han hecho "migas". Como los niños recién nacidos, la perra es algo fea y tiene cara de "penica", es de raza Tecker mezclado con Podenco, dicen que no crecen mucho y hasta mejoran con la edad, igualmente he podido leer que son los perros que mas años viven, en fin, ya veremos, su nombre, que no lo he dicho, Irka.

        No soy un monstruo, me gustan los animales, aunque los gatos me dan repelús, especialmente me agradan los perros grandes, tipo Husky Siberiano el Malamute o el Pastor Alemán, tampoco soy de los que dicen: "cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro", pero no tengo casa para tener un animal de estas característica, ni estoy para pasear mañana, tarde y noche a seres vivos que necesitan mucho movimiento, uno no está para traqueteos, vamos, que no sirvo para sacarlos a la calle a que meen y caguen, tampoco me gusta ir recogiendo sus excrementos, algo que muchos incívicos, pese a que dicen amar a los animales, no hacen, ¡¡son unos guarros!!.

        En fin, que voy a decir, no me gusta tener perros en casa, pero esto es como los nietos, te rompen la tranquilidad y el silencio, pero cuando vienen a casa son recibidos con los brazos abiertos llenándolos de besos y abrazos, mientras se dejen, si hacen una barrabazá  se les perdona y no se les informa a sus padres, encima se les premia con  chuches, se les lleva al parque o cualquier otra petición, para eso estamos los abuelos, pues eso, igual que cuando nos traen a Irka, y  si no la veo en una semana ya la echo de menos y he de llamar a mi hija para preguntarle ¿como está Irka?, ¡¡que cosas!!, una más de la familia.

           ¡¡Quien me lo iba a decir!!, ni de lejos pensaba que la familia aumentaría este verano.

31 comentarios:

  1. Pues ya verás como le tomarás cariño, lo he visto en algunos de mi familia, en mi caso soy como tu y de momento no tengo que dar cobijo al perro de nadie, toco madera, pero si me encanta la gente y si son de los míos mejor y si son mis nietos mucho mejor, cuatro tengo ahora en casa, recién llegados y hasta la hora de comer que vendrán a recogerlos y así hasta que empiece el cole, te invito, vamos a montar un teatrillo de titeres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO, si cariño ya le tengo a la puñetera, me pega unos lametones que ni mi mujer.
      Déjame, que con los míos ya tengo bastante y ya mismo empieza la temporada de fútbol y hay que ir a verlo a donde se presente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Creo que hoy día los perros de las casas viven mejor que los humanos. Se les da pienso para hacerlos fiertes, pasan por el veterinario para estar saludables, se recogen sus excrementos, se les mima, se le dan chuches, tienen su camita en un lugar calentito...Ya no es la vida de perros de antaño, dicho con un guiño. Ahora en serio, un perro necesita muchos cuidados. No es ningún juguete. Yo no quiero perro pero porque necesita un tiempo y dedicación que no podría darle.

    ResponderEliminar
  3. Tuve perros durante toda mi vida, hasta que dejé de trabajar, y no por esa razón, ha coincidido así, mientrastanto han aumentado las exigencias gubernamentales sobre los animales, cosa que me parece bien, ya que era y sigue siendo en muchos sitios, una indecencia los niños andando entre sus excrementos en las calles y los parques, lo caro que cuesta mantener a un perro como es debido y exigido, veterinarios, vacunas, enfermedades y lo que te ata al lugar en donde vives, los viajes, ha hecho que fuera posponiendo un año y otro el tener un perro, que como a ti, me gustan grandes, como el mastín, que ya tuve en el pasado, no digo que nunca mas tendré, pero de momento no tengo pensado hacerlo.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de andar por cagadas de perros, es algo que desgraciadamente tenemos que compartir en parques y jardines, aquí hay leyes, muchas, demasiadas, que se escriben y no se cumplen, para ello tendría que haber gente que controlara a los incívicos y nos lo hay.

      Saludos

      Eliminar
  4. Como tu bien dices, no soy un monstruo y me gustan los animales, sufro cuando los veo sufrir, pero me gustan en su "habitat" natural. He resistido dos hijas y dos nietas, sin tenerlos en mi casa.
    Sinceramente, creo que lo delas mascotas, se está saliendo un poco de madre.
    Te contaré algo que vi unos días antes de marcharme de vacaciones, en el super del barrio. En la carnicería una señora mayor, compró un entrecot de ternera, para el cachorro que llevaba en sus brazos.(Comentó para quien lo quiso oir, que solo le gustaba esa carne) Por cierto el perrito iba de dulce. No le faltaba un detalle. En la puerta había un señor pidiendo, sentado y con su cartelito mal escrito, en el que pedía dinero o alimentos. La señora pasó de largo.
    Para mi vergüenza como ser humano, sucedió como lo cuento.
    Un abrazo de bienvenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa señora cumplía el refrán de querer más a su mascota que a las personas, me resulta indecente.

      Saludos

      Eliminar
  5. ...Y bueno...somos abuelos y está todo dicho. Me ciento identificada con lo que dices y con lo que comentan. Los nietos quieren perros y pasan las vacaciones en casa...jejej! sí, sí los nietos en la playa el perro en mi depto...jejeje!
    Saludos Emilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí los perros no pueden ir a la playa, solo en playas que estén acondicionadas y no hay muchas.

      Saludos

      Eliminar
  6. Yo, lo siento, pero soy de los anormales que no quiere animales en casa, me gustan en su hábitat natural. No me apetecen más trabajos que los que me dan mis nietos, con esos tengo más que suficiente. Algunos somos más finodos, decimos: éramos pocos y la abuela tuvo un desliz. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es cuestión de finolis, es cosa del refranero español que es muy rico y antiguo.

      Y no lo sientas, yo también soy como tu, los animales en sus entornos, el problema es que hay algunos animales, perros y gatos entre ellos, que desde hace miles de años los educamos para nuestro servicio, y su entorno no es otro que estar junto a los humanos, en eso también somos unos depredadores. Saludos

      Eliminar
  7. Es una preciosidad, ya mismo te hará comer en su patita.

    ResponderEliminar
  8. Me encuentro en una postura similar a la tuya, Emilio. En mi infancia pueblerina, los animales domésticos tenían una utilidad y no vivían en la casa, sino en la cuadra, en la huerta... Allá donde era necesario, querido y cuidado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los pueblos había espacio, es lo que creo que deben de tener, en poco más de 30 m2 no puede vivir dos animales en la actualidad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Has caído en la trampa.
    Estás perdido. :-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me parece bien que la gente tenga perrito aunque habría que tener un espacio adecuado para los animales, veo gente con perros enormes que no pueden vivir en esos pisos reducidos con sus dueños. He oído la expresión de que la gente quiere más a un perro que a los humanos y no me extraña viendo los "animales humanos" que andan sueltos, seguramente que el can es más fiel que muchos cónyuges.
    No quisiera olvidarme del tema de los excrementos caninos. Si los dueños quieren tanto a sus perros que se ocupen de limpiar las mierdas, es una pena que no se pueda pasear tranquilamente por las calles ni los parques con un mínimo de condiciones higiénicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, esos mastines que viven en piso de 60 metros, los dueños están locos.

      Eliminar
    2. Ay! Quė tierno el abuelito con perrita y todo!!! Cariños a Irka y a los nietos.
      Abrazos a ti

      Eliminar
  11. Ah, Emilio, te quería. Comentar "inmarcesible" aparece en el Himno nacional Colombiano. Y lo de Marco Polo, excelente idea, la tomo. Pensé. También en los viajes de Ibn Battuta. Siempre es un placer tenerte de visita en casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, no lo había recordado, otro gran viajero.

      Eliminar
  12. El teléfono pone puntos donde no debería haberlos. Le gustan, parece ser, frases de una o dos palabras Jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya me equivoco bastante cuando escribo en el ordenador de sobremesa, no te digo nada cuando lo hago desde el móvil ahí soy un caos, siempre es bueno culpar a alguien. :-))

      Eliminar
  13. La verdad que quieres que te cuente no soy muy fans de los perros ni de los gatos.cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los gatos tampoco lo soy, seguramente por lo ariscos que son.

      Saludos

      Eliminar
  14. Es preciosa muy bonita; pero ya sabes los animales dan más faena quizás que un niño "chico", como decís por Andalucía. Al menos mi madre lo decía que era malagueña. Lo de cagarse y mearse por todos los lados, hasta que al animal, no se le enseña y se le acostumbra, cuesta: "Anda no te hagas el loco y no te me quejes que ya te veo paseando con ella y la cadenita por los aledaños de la Alhambra.

    Abrazo Emilio Manuel.

    ResponderEliminar
  15. Nosotros tenemos una perrita que nos ha quedado como herencia al fallecer la madre de mi pareja.En realidad la perra era originalmente de mi pareja, pero un dia, ya lejano(más de 11 años hace) la dejó unos dias en casa de sus padres y ellos le pidieron que la dejara definitivamente con ellos...los años fueron pasando...y ahora nos encontramos con una perra malcriada, a la que hay que cambiar constantemente el papel de periodico donde hace pis unas 10-12 veces al dia, hay que cortarle la comida en trozos minúsculos porque casi no tiene dientes, está medio sorda y ciega, se asusta hasta de su sombra, ladra como una poseida cuando nos vamos y se dedica a dar paseos nocturnos por toda la casa...y a dejar el parquet perdido, porque cuando hace pis, lo pisa y luego hace el recorrido...desde que la tenemos el nivel de suciedad de casa ha aumentado mucho, porque a veces se mea en cualquier rincón... mi tampoco me gusta tener un perro en casa(un piso, en este caso) porque no me sobra el tiempo ni las ganas para estar pendiente todo el dia de ella,aunque es verdad que la mimo y la cuido,pero hay dias que se me hace muy cuesta arriba...
    un saludo

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN