jueves, 17 de enero de 2019

NO QUIERO HABLAR DE POLÍTICA PERO TENGO MIEDO

Los entrecomillados los he leído en una publicación de Amnistía Internacional:

“Mediante unas políticas cortas de miras que siembran el temor y la división, los gobiernos están socavando el Estado de derecho y los derechos humanos, alimentando el racismo y la xenofobia, dividiendo a las comunidades, intensificando las desigualdades y sembrando las semillas de más violencia y conflictos”. 

              En Andalucía, pese a la necesidad de un cambio que eliminara viejos hábitos y que mirara por la gente, hemos visto como se ha realizado un giro copernicano hacia la derecha ultramontana, nos hemos homologado a lo peor de Europa, de ser una Comunidad de “izquierda rosada”, nos levantamos siendo una “derecha a lo bestia” que siembra el racismo y la xenofobia, que rechaza la igualdad de la mujer, que quiere eliminar la ley de Violencia de Genero, que aboga por seguir homenajeando al dictador y aquellos que con el estuvieron, que quiere limitar la libertad de expresión, poner el suelo de Andalucía a disposición de todos los constructores especuladores entre otras lindezas y no me extiendo ni en educación ni en sanidad; ¡¡ah!!, en educación quieren segregar a los alumnos, clases solo de niños vestidos de azul y clases de niñas vestidas de rosa, al estilo Brasil.

             Que esto se veía venir, no lo voy a negar, en la negrita ya se explican las causas, políticas y políticos (Susana Díaz y los suyos por un lado y Podemos Andalucía por otro) con escasas miras por no decir nulas; ¿es que no veían lo que ocurría?, son torpes, torpes y torpes.

             Llevo una temporada con desazón en la boca del estómago, no quiero hablar de política, ni escuchar esas radios y TV amigas de lo ultramontano que sueltan falsedades a boca llena, esta situación me genera cierto desánimo, parece que es esta política del miedo, las propuestas de VOX, el acercamiento ya realizado del PP y Ciudadanos lo que me la provoca:

           “La política del miedo está generando una espiral descendente de abusos contra los derechos humanos en la que ya ningún derecho es intocable y donde nadie está a salvo.”

              Pues eso, espero que nos enteremos.





28 comentarios:

  1. Es un artículo para meditar en profundidad y con miras a lo extensivo en un relativo corto plazo. Aunque no frecuentes mi blog, leo con mucha atención lo que nos aportas. Yo me hago eco de tus inquietudes, y te apoyo en la exposición que nos hace. Hay asuntos tan importantes que deben ser atendidos y respaldados, según mi honesto entender, una madre de familia numerosa jubilada y abuela. La experiencia es un grado, que dece el viejo dicho popular y también muy certero.

    ¡Gracias Emilio Manuel!

    ResponderEliminar
  2. Sí que da miedo, pero unos pocos gestionan este miedo de manera beneficiosa. Más que las abstenciones,que es normal que hayan crecido, lo que asusta es la cantidad de inconscientes que votan a los fascistas. No los que votan con toda la intención porque saben lo que hacen (Esos han existido siempre) sino los incautos, que son legión, que ni saben lo que votan, que si lo supieran no lo harían, que viven en la ignorancia total fomentada por el poder para poderlos, valga la redundancia, mangonear mejor. Hay que educar a la gente, cosa que el poder no quiere ni oír.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu última frase define las causas de lo que ha ocurrido en Andalucía y puede ocurrir próximamente en España.

      Eliminar
  3. La verdad es que yo también estoy acojonado. Me da la sensación de que la gente que me rodea (y mucha más, claro) no es consciente de la que se nos puede venir encima. Y bueno, si acaso hasta les puedo entender, porque en Euskadi da la sensación de que vivimos en la aldea de Asterix, una especie de mundo feliz ajeno a las inmundicias que se ven por ahí. Aquí el PNV, siendo un partido de derechas de toda la vida, comparado con lo que se ve por ahí, parece de extrema izquierda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco Euskadi, solo he ido de turismo y me ha encantado, no se como está de educación, ni de sanidad, ni de políticas sociales, de trabajo, la estadísticas dicen que no está mal, los ciudadanos vascos tenéis doble ventaja, estáis en el norte, cerca de la frontera, y la industria ha tendido a ir lo más próximo a Europa, y el independentismo moderado del PNV ha propiciado el aumento de las ayudas del Estado a vuestra autonomía, el PNV ha sabido hacerse valer con todos los partidos siendo necesario sus apoyos, lo mismo hizo Cataluña hasta que el tema se le fue de las manos.

      Saludos

      Eliminar
  4. Se que la política está presente y maneja nuestras vidas, pero he dejado de leer prensa, o son políticos o lo que es peor, un niño en un pozo, una enamorada en París, la enésima mujer asesinada. Como dia Groucho ahora leo poesía, clásicos, literatura añeja. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como también decía Groucho Marx "y dos huevos duros", no me conformo solo con la lectura.

      Saludos

      Eliminar
  5. Muy interesante.
    Estaba claro que mi prima Díaz la estaba liando, no se puede ir con esa chulería por la vida y mirar para otro lado como si no pasase nada con la que estaba cayendo. Como bien dices, el bloque de izquierdas actuó con torpeza.
    Pero claro, tomando el típico dicho de otra ciudad andaluza:
    "salimos de Málaga y nos metemos en Malagón"
    Pufff¡ la que nos espera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón, la que nos espera, luego vendrá el llanto y el crujir de dientes.

      Saludos

      Eliminar
  6. Confío en que no seamos tan ilusos que pensemos que lo sucedido en Andalucía, sea la panacea para castigar a una izquierda que no supo ver que tantos años en el poder no es beneficioso para nadie.
    También confío en que esa izquierda despierte de su letargo y no se olvide de las urnas, cuenten lo que cuentes las encuestas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El PSOE Andaluz no se puede decir que con Susana fuera de izquierdas, arriba ponía que era una izquierda "rosada" y diría que ya es mucho, es la culpable de mucho de lo que ha ocurrido y lo que es peor, va a seguir ocurriendo si no presenta su dimisión.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Te comprendo. En mayo será tiempo de votar.

    ResponderEliminar
  8. Es para tener miedo, pero mejor no decirlo porque esta derecha recalcitrante que tenemos por estos lares y por otros, aprovechan cualquier resquicio para colarse e ir abriendo brecha a su favor, como la cuña de hielo en la roca.
    Un placer leerte siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí ya la han abierto, ahora toca España y si te digo la verdad y me duele reconocerlo, lo conseguirán.

      Saludos

      Eliminar
  9. La política del miedo es una poderosa arma que nos atenaza y deberíamos evitar a toda costa; para eso, debemos ser mas valientes y luchar en la unidad.
    Por cierto, supongo que donde dice espiral descendente, querrá decir ascendente ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un corta y pega de Amnistía Internacional por eso está en azul, lo manifiesto arriba en el primer párrafo, aunque también puede entenderse como una espiral que desciende hasta llegar a tocar lo que antes era intocable, como son los derechos humanos mínimos, es lo que quiero entender.

      Saludos

      Eliminar
  10. La Democracia es sumamente peligrosa cuando está en manos de votantes ignorantes, y eso en España entera pasa constantemente, que no se me mal entienda, no voy en contra de la Democracia, voy en contra de la ignorancia y los que la propician y la propagan, aquí ha gobernado la izquierda supuestamente, como sabemos todos, casi 40 años, ya ves los resultados, la cultura y educación política del votante parece brillar por su ausencia, claro que a lo peor si saben lo que votan y porqué, entonces si que estamos bien jodidos... :(
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no pase como la educación en la dictadura, ya sabes lo que se decía, "la letra con sangre entra", puede que algunos añoren esos tiempos, pero querámoslo o no el país y Andalucía ha cambiado mucho.

      Saludos

      Eliminar
  11. La verdad es que da miedo. Lo que está pasando en Andalucía me pone los pelos de punta. Sólo espero que no sea el preludio de lo que pueda pasar en el resto de España. Si es así, y esto sigue adelante...¡Sálvese quien pueda! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que la mancha se va a extender como mancha de aceite.

      Saludos

      Eliminar
  12. En un viaje a Berlín, el guía que nos acompañaba me preguntaba (se preguntaba) a qué partido votaba la extrema derecha en España porque le chocaba que no hubiera ninguno que fuera conocido. La respuesta era evidente. Ahora ya tienen a quien votar. Lo extraño no es esto, lo raro era lo anterior.

    Poco más e menos se pensaba de Podemos y ya se desinfla. Todos los radicales vienen de la mano del populismo y la demagogia. VOX terminará, más pronto que tarde su andadura de éxito y pasará a un plano inferior.

    José "Pepe" Mujica dice: “Siento rabia, me caliento, digo disparates, pero no puedo cultivar el odio (…). Hay que respetar, sobre todo cuando más duele”.

    Pero los radicales de uno y otro signo siempre estarán asustados y aprender no aprenderán.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si a Podemos se puede llamar movimiento populista y demagogo, este partido -republicano- como muchos somos en este país, nace en el 2014 como consecuencia del gran movimiento ciudadano que surge en la calle en el llamado 14-M, es cierto que el hecho de convertirse en partido estructurado y con dirigentes con sus luchas internas hace que esté perdiendo fuelle, pero, pese a lo que diga la prensa conservadora, nada tiene que ver con VOX un partido nostálgico del franquismo con ideas antidemocráticas y anticonstitucionales que estaban incrustados en el ala más a la derecha del PP, siempre se había dicho que en España no había ultraderecha, ahí la tenemos.

      Un saludo y gracias por asomarte por este humilde blog.

      Eliminar
  13. Yo tampoco quiero hablar de política. En general, los políticos me parecen carroñeros, parcialistas y ciegos de su propia ideología, incluso ante las contradicciones que esta pueda tener.
    Y miedo, también, de que un partido como Vox esté ganando tanta voz... y tanto apoyo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los dejamos hablar a ellos, habrán ganado, el miedo hay que combatirlo.

      Abrazos.

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN