jueves, 31 de mayo de 2018

ESTUVE ALLÍ

 
Jardines Castillo de Windsor (foto mía)
      Casi me cuelo en la Capilla de San Jorge en el Castillo Windsor, no me lo permitieron, todo estaba patas arriba, se estaba preparando la boda de un miembro de la Familia Real Británica, contraían matrimonio, dos días después de nuestra visita,  un hijo de Diana y una actriz americana, pese a ello, pudimos echar un vistazo a las habitaciones reales del castillo y, la verdad sea dicha, ¿para qué coño quieren tanto espacio?, mucho espacio y luego tienen una cama que uno cabe solo de medio lado, en cuanto a la moqueta, una fijación de los ingleses incluso hoy,  nos hundíamos medio cuerpo en ella, no lo puedo negar, limpio si que estaba, como una patena.
Vista General Castillo Windsor (foto Google)

        Cualquiera que lea esto dirá: mira este, lo republicano que se las da y luego es el primero en estar allí, pues no, este viaje a Inglaterra que no es lo mismo que Reino Unido o Gran Bretaña, estaba programado desde mucho antes, todo nos pilló de improviso; Windsor y su castillo del siglo XI y posteriores añadidos, pese a que estaba en preparativos de flores, luces y aparataje de medios de comunicación de todo el mundo, pudimos hacernos la idea de la gran fortaleza que es y del porqué en  ella viven unas 3.000 personas que cuidan de los detalles. 
Jardines College Oxford (foto mia)

Por el estrafalario aspecto, camino del castillo, pudimos ver a  algunos amantes de la monarquía preparados y pertrechados para la larga espera del paso de la carroza real, tenían que pasar dos fresquitas noches a la intemperie.

Preparando los set de las televisiones
  De todo ese paseo por Inglaterra, espero que algo se me haya pegado tras la visita a  los College de Oxford y Cambridge así como la entrada al magnífico Museo Británico donde se puede ver lo piratas que fueron estos ingleses, el tiempo y las próximas entradas lo dirán.
  
          Si al viajar se eliminan prejuicios y se abren bien los ojos, se aprende por partida doble, los otros no son tan malos ni nosotros tan buenos como nos pintan y aquí incluyo todo, comida, paisaje, respeto, limpieza, educación ...

28 comentarios:

  1. Se aprende, eso es indiscutible, viajar es bueno para la mente y ademas lo pasamos bien, y si no vamos y lo vemos no podemos criticarlo si llega el caso. Esperamos mas capítulos... Hugs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del bodorrio ya no diré más, por allí vimos hasta televisiones de comunidad autónomas lo que me imagino que se retransmitió por las diversas Tv.

      Eliminar
  2. Menos mal que no te colaste... la que hubieras armado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Armada es como estaba la poli, ellos daban miedo.

      Eliminar
  3. No disimules... que tú estabas invitado a la boda pero te da cosilla decirlo tú tan republicano o ¿eras monárquico?, jejejeje
    Espero perdones mi broma, se nota que estoy descansada.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo todavía estoy recuperándome de la amabilidad inglesa.

      Saludos

      Eliminar
  4. Anda, no disimules, que ya sabemos que ibas de padrino de la novia...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es cierto, iba vestido de cigarrón.

      Saludos

      Eliminar
  5. No te justifique, yo, tambien republicano no me importaría volver a Versalles. Que nada tiene que ver "el culo con las témporas".
    Un abrazo y sigue contando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustaría cortar cabezas, aunque fuera de forma figurada, y ver si así algo cambiaba en este jodido país.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Pero hombre de dios, te tenías que haberte quedado dos días más y colarte en la boda; anda que no estarías majo viéndote en las televisiones de medio mundo, y ya de paso si te arrancas cantándole un fandango a los novios te coronas del todo. Yo tuve una tía por parte de padre, que se fue muy joven a Londres, allí se casó con un inglés y allí vivió toda la vida, hasta hace unos años que murieron los dos. Las fotos son muy chulas, y me alegro mucho que disfrutaras de ese viaje. Lo que tienes que hacer, cuando puedas apuntarte a otro, que en esta vida lo único que nos tenemos que llevar al otro barrio, son esos buenos ratos, y como se suele decir después que nos quiten lo bailao. Lo dicho Emilio Manuel me alegro de ese viajecito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón llevas cuando dices que te quiten lo bailao.

      Saludos

      Eliminar
  7. Me quedo con tu último párrafo. No puedo estar más de acuerdo contigo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Para que viajar si no se va con los ojos abiertos?

      Un saludo

      Eliminar
  8. Lindo viaje hicieron, lástima que les cayó justo el circo de la boda.
    A próposito de Windsor, te dejo aquí una entrada que escribí sobre el tema.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos el circo sirvió para apreciar las diferencias entre la casa real británica y la española.
      En tu entrada muestras la Sala Waterloo con la alfombra, es ahí donde se sirvió el banquete principesco, y el camino hasta el castillo tiene la friolera de más de 4 Km que fue lo que recorrió la carroza de los novios.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Estaba visitando a mi hijo en Londres ese fin de semana. La verdad es que paseamos bastante lejos de todo ese ruido. Eso sí, monarquicos disfrazados ya vismos unos cuantos :-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gente que había venido de Estados Unidos para verlos, por suerte nos salvamos por los pelos de encontrarnos todo cerrado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. No hay nada como viajar, luego volver a casa y preguntarse...

    ResponderEliminar
  11. vIAJO POCO ME GUSTA VIAJAR ASI SIN MOVERME
    DESDE MI CASA Y VOS CONTANDONOS LO QUE VES.
    eS MAS FACIL QUE METERSE EN UN AVION Y DORMIR EN EL O PASAR HORAS SIN MOVERTE..
    .gRACIAS QUERIDO
    POR COMPARTIR LO QUE VES
    Y SIENTES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poder viajar, desde mi punto de vista, es uno de los placeres de la vida, aunque reconozco que estar varias horas montado en un avión o hecho un cuatro en un tren, bus o coche, agota y hasta puede ser doloroso, pero luego compensa con creces.

      Eliminar
  12. Estoy contigo en esto último, al viajar se abren los ojos, y se ve lo bueno y lo malo. 3000 personas! que derroche. no soy partidario de ninguna monarquía
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Tú lo has dicho: viajando se aprende y se comprueba que algunos clichés son ciertos, y otros no tanto. Eso sí: no deja de sorprenderme la devoción de los ingleses por la familia real.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo me sorprende eso, también como habiendo sido unos auténticos piratas, además de ladrones, el Museo Británico es un fiel ejemplo de ello, que se lo digan a la fallecida Melina Merkoúri cuando fue Ministra de Cultura Griega y su batalla por que devolvieran a Grecia lo robado, digo que no son mal vistos. Se lo saben hacer a diferencia de lo que hicimos los españoles en América Latina.

      Saludos

      Eliminar
  14. Las fotografías son preciosas, de los viajes se aprende, al tiempo que se disfruta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. llevas toda la razón, viajar se disfruta siempre que vayas con los ojos abiertos.

      Saludos

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN