miércoles, 3 de febrero de 2016

UN PASEO POR CASTRIL Y LA ARBOLEDA PERDIDA

Castril de la Peña (Granada)
LA ARBOLEDA PERDIDA

A Jerónimo Melrinho y Joserfa Caixinha

“Muchos años después, cuando mi abuelo ya se había ido de este mundo
y yo era un hombre hecho, llegué a comprender que mi abuela, también ella,
creía en los sueños. Otra cosa no podía significar el que, estando sentada
una noche, ante la puerta de su pobre casa, donde entonces vivía sola,
mirando las estrellas mayores y menores encima de su cabeza, hubiese dicho estas
palabras: ”el mundo es tan bonito y yo tengo tanta pena de morir”.

No dijo miedo de morir, dijo pena de morir, como si la vida de pesadilla y
continuo trabajo que había sido la suya, en aquel momento casi final,
estuviese recibiendo la gracia de una suprema y última despedida, el consuelo
de la belleza revelada.

Estaba sentada a la puerta de una casa, como no creo que haya habido alguna
otra en el mundo, porque en ella vivió gente capaz de dormir con cerdos como
si fuesen sus propios hijos, gente que tenía pena de irse de la vida sólo porque
el mundo era bonito, gente, y ese fue mi abuelo Jerónimo, pastor y contador
de historias que, al presentir que la muerte venía a buscarlo, se despidió de los
árboles de su huerto uno por uno, abrazándolos y llorando
porque sabía que no los volvería a ver”

           José Saramago.

Río Castril y su pasarela
 Arboleda Perdida (Castril de la Peña)





















       Este recuerdo, de Saramago a sus abuelos, ha quedado reflejado en Castril de la Peña  en la llamada arboleda perdida, un lugar de enorme belleza que he visitado hace unos días, es aquí donde nació su esposa y la traductora del escritor Pilar del Río

           Por el pueblo corre el río Castril  y sobre la cabeza del visitante pesa la enorme peña, distintivo de este magnífico pueblo que en su día fue frontera con el Reino de Granada. 


                                                

27 comentarios:

  1. Recuerdos de los abuelos, todos ellos son importantes, nos impregnan de sabiduría y experiencia con cariño y sencillez, con ellos aprendemos la vida. De mi abuelo la formalidad y la bondad, de mi abuela el humor y la paciencia. He recordado hoy con tu entrada y me han gustado mucho las fotografías de uno de esos pueblos que hacen grande a Granada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la cultura latina, los abuelos, siempre han sido importantes, algo que en la actualidad prácticamente ya no la tienen. En cuanto al pueblo, hay que verlo, es de una belleza extrema, ¡¡ahh!! y tiene una magnífica gastronomía.

      Saludos

      Eliminar
  2. Un pueblo digno de pintarse y adornado con las palabras de Saramago... ni te cuento.

    ResponderEliminar
  3. Parece un lugar que merece la pena visitar. Me encantaría hacerlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En uno de tus muchos viajes te puede pasar por el lugar, no solo está ese pueblo hay, en su entorno, grandes pueblos dignos de ser visitados.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Esa distinción es muy importante, pena de morir, no miedo de morir, exactamente es lo que yo tengo...
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay algo bello que ver o admirar.

      Saludos

      Eliminar
  5. Que hermosas palabras las de Saramago. Yo también empiezo a creer que solo la belleza y el amor nos salvan de la mediocridad de la vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no nos confundamos, belleza y amor engloban muchas cosas, hay quien ama al dinero como la vida misma.

      Saludos

      Eliminar
  6. Qué hermoso paisaje. Disfrútalo todo lo que puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el sur también tenemos bonitos paisajes, no todo es un secarral, aunque con este tiempo, como sigamos así, camino vamos de ello.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Es muy hermoso el texto de Saramago por la ternura que encierra en el recuerdo de la actitud de sus abuelos ante la muerte.
    Creo que todo lo que nos rodea cobra mucho más valor a medida que nos queda menos tiempo de vida. Por mi parte cada vez amo más el entorno, la naturaleza, y la belleza de las cosas como los árboles, el color del cielo, el agua de los ríos, el mar, las flores, los frutos... La sonrisa de un niño, la mano de un amigo y el beso de alguien que te quiere.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son cosas que nunca te van a engañar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Un lugar a recorrer de la mano de un gran escritor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacerlo de la mano es complicado, el pobre está criando malvas, aunque si se puede hacer acompañado de uno de sus libros, por ejemplo "ensayo sobre la ceguera". por decir uno.

      Saludos

      Eliminar
    2. Además, en Ensayo sobre la ceguera los protagonistas se agarraban unos a otros para no perderse...

      Eliminar
  9. Dice el refrán que es cosa de bien nacido el ser agradecido, como el caso de los abuelos de Saramago.
    Bonito pueblo
    Salud

    ResponderEliminar
  10. Me encantó encontrar aqui a Saramago.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De este pueblo era su esposa y traductora Pilar del Rio.

      Un saludo y gracias por asomarte al blog.

      Eliminar
  11. Bonito texto, y las fotos que has colocado son una preciosidad. Bello lugar sin duda alguna. Habrá que tenerlo en cuenta, por si algún día vuelvo por tu tierra. La visita seguro que lo merece.

    Salud Emilio Manuel.

    ResponderEliminar
  12. Estupendo post y bonitas fotografias.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por asomarte a este blog y comentar que te ha gustado.

      Saludos

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN