lunes, 24 de noviembre de 2014

LA MISIÓN DEL “HOMBRE DE LETRAS”

Voy a cambiar de tercio, no voy a escribir sobre novela negra; lo haré sobre un autor más complejo, con una obra más difícil y en la que se analiza el alma humana, su autor es muy conocido, murió siendo centenario es Francisco Ayala, Granadino y paisano.

Este hombre de letras, nacido en 1906 y fallecido en el 2009 estuvo siempre alerta a los acontecimientos, escribió sobre casi todo, medios de comunicación, cine, traducción, política y un sinfín de cuestiones actuales,  en 1958 bosquejaba cuál debía ser la misión del “hombre de letras” en la sociedad:

 “Escrutar con toda libertad el mundo [...], tratar de descubrir [...] el sentido de todo lo existente y ofrecer sus intuiciones plasmadas en obra a la consideración de sus semejantes con objeto de despertar en ellos intuiciones o percepciones análogas”.

         La coincidencia ha hecho que en menos de un mes y en dos club de lectura diferentes la propuesta de lectura ha sido FRANCISCO AYALA, las obras a analizar son: “Muertes de Perro” (1958) e “Historia de macacos” (1955), hay que reconocer que su lectura y posterior análisis no ha sido nada fácil.

         “Muertes de perro” se podría considerar como una metáfora del mundo contemporáneo, un mundo que no tiene capacidad de construir un sistema de valores que se ha hundido ante la soledad del ser humano. Desde la ironía, lo grotesco de sus personajes, las bajas pasiones y la frialdad nos narra la historia de un país que vive en dictadura y de cómo “muerto el perro NO se acabó la rabia”.

         “Historia de Macacos” está conformada por 6 pequeñas historias, la más larga es la que da título al libro. Como buen sociólogo que era Ayala, en esta obra continúa analizando al ser humano y la sociedad en la que vive; en estas historias nos habla de soledad y aislamiento, de engaño, de seres hipócritas que mienten, para ello no duda en narrarlo con personajes grotescos y siniestros; del libro resuma un hilo de tristeza por todo aquello que nos muestra de la condición humana.  

      No son libros de fácil lectura, pero son libros que dejan poso y un mayor conocimiento. 

24 comentarios:

  1. Me gusta también este tipo de lectura. Tomo nota para un poco más adelante, ya que para esto se necesita un sosiego que ahora no tengo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, son libros que hay que parar y leer y a veces releer con calma.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No los he leído, no he leído nada de ese autor, queda pendiente por lo menos echar un vistazo. Siempre interesante pasar por aquí. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí tienen a un autor que ha sido propuesto en varias ocasiones para el premio Nobel.

      Saludos

      Eliminar
  3. Pues hay que tomar nota, claro.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, toma nota y que lo disfrutes como yo.

      Saludos

      Eliminar
  4. Años hace que no leo nada de Ayala. Tomo nota.
    Una acotación: la definición vale tanto para gente de letras como de ciencias...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando digo que era hombre de letras lo digo con todo el sentido, era sociólogo, jurista y profesor de literatura, y curiosamente es mas conocido como ensayista.

      Saludos

      Eliminar
  5. Me parece una recomendación estupenda.
    Un gran autor,un gran ensayista y por lo visto una gran persona.

    Buen fin de semana y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente y además un demócrata que vivió el exilio, ¡¡ah!! y olvidaba una curiosidad a lo largo de sus muchos años nunca le ha falta una copa de whisky antes de acostarse.

      Saludos

      Saludos

      Eliminar
  6. Una gran laguna mía, apenas he leído nada de Ayala y hace tanto que, ahora, me cuesta recordar qué. Así que tus reseñas son una llamada a su lectura que te agradezco.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Si me regalaron un libro de Francisco Ayala en Granada El jardín de las delicias y me encantó, la lectura me gusta para despejarme un poco de todo lo que nos rodea ,por lo que he leído bastante de Alfonso Ussía lo encuentro divertido.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer siempre es bueno, pero nada tiene que ver Ayala con Ussia.

      Saludos

      Eliminar
  8. Un gran hombre de letras, sin duda alguna, a quien tuve la suerte de conocer a través de una gran escritora y amiga, Rosario Hiriat, cubana ella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena, yo solo he podido conocer su fundación.

      Saludos

      Eliminar
  9. No he leído nada de Ayala y, si te digo la verdad, tu entrada no me ha animado mucho. Me apetece leer algo más ligero. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son la clase de libros que amplían nuestro conocimiento. Como vez, en términos coloquiales, entre col y col leo una lechuga.

      Saludos

      Eliminar
  10. Libros de leer despacio, de pensar despacio y de incorporar lento.
    Buenas recomendaciones

    ResponderEliminar
  11. Un hombre que, además de la dignidad ideológica y la forma exacta en la palabra, supo escribir con humor.
    Muy bien recordado.

    ResponderEliminar
  12. Como tu bien dices Emilio, los libros de Ayala, para leer entre otros, despacio y con buena predisposición, así lo haremos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN