martes, 14 de enero de 2014

CHORRO-HUMO Y NO ES LO QUE PARECE

Zambra en el Sacromonte
Continuando con mi entrada anterior y como consecuencia de esos paseos por el Sacromonte, pasamos por una cueva llamada CUEVA DE CHORROHUMO hoy museo sobre el personaje; el Sacromonte es una zona de cuevas, como ya he descrito en alguna ocasión, muchas de ellas visitadas por turista y que acompañados por una copa de vino son entretenidos con un poco de baile, lo que por aquí le llama una zambra, que tiene cierta reminiscencia con los bailes del vientre y que los expertos manifiestan que es una evolución de antiguas danzas moriscas.

Retrato de Chorrohumo
         ¿Quién es Chorrohumo?, este nombre es conocido por todos los niños de Granada, es un personaje que sale acompañando junto con otros en la TARASCA, el día previo al Corpus, su enorme cabeza, su aspecto agitanado y su pañuelo en la cabeza, van repartiendo “vejigazos” a diestro y siniestro, lo que no se si sabrán estos niños es que es un personaje que existió en Granada, nació en 1824 y se llamaba Mariano Fernández Santiago, su mote le viene porque su piel tenía el color de un chorro de humo, es el pintor Mariano Fortuny, que en un paseo por el Sacromonte ve en una fragua a tres hombres trabajando el hierro. Corría el año 1868 y el pintor había venido a Granada en viaje de novios, dice el pintor al verlos: “Eran tres gitanos harapientos que machacaban un hierro al rojo vivo a base de martillazos. Uno de ellos tenía la piel del color del cuero viejo, unas enormes patillas que bordeaban su boca y unos ojos del color del acero  era Chorrojumo”.
 
      Viendo  que podía sacarle el dinero a los primeros turistas que pisaron el
El rey gitano y su vara de mando
entorno de la Alhambra, el y su larga familia se dedicó a vivir de las limosnas llegando a ser un auténtico reclamo turístico y no había turista que no quisiera fotografiarse con el, llegó a ser el granadino más fotografiado,
 lo que hizo que «se le subieran un poco los humos, de "Príncipe de los Gitanos" pasó a llamarse “Rey de los Gitanos” e incluso se agenció un cetro hecho con una vara de almendro, gracias a los beneficios que sacaba limosneando y vendiendo postales, dejó de vivir en el Sacromonte. El 10 de diciembre de 1906 sufrió un infarto cerebral cuando subía por el Paseo de la Alhambra. Cayó al suelo como fulminado por un rayo. Tenía 82 años. Había muerto Chorrojumo, “Rey de los gitanos” y “Señor de los bosques de la Alhambra”.

         Hoy ya no quedan por los alrededores de la Alhambra ningún personaje de estos, si abundan los “mangantes”, “descuideros” y pedigüeños de distinto pelaje, uno de los avisos que más informan a todos los turistas es que tengan cuidado con los bolsos y las mochilas, ahora te roban sin gracia, 2'3 millones de turistas visitando la Alhambra a lo largo del pasado año, da para muchos descuideros.  

45 comentarios:

  1. Muy buena la historia. No conozco en Sacromonte, aunque si he estado en Granada, y si que oí decir que por allí había mucho amigo de lo ajeno y que había que tener cuidado con los bolsos y carteras. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que el barrio adquirió "mala fama", pero hoy puede ser tan seguro como cualquier otro barrio de la ciudad, amigos de lo ajeno hay en todas partes y en momentos de crisis más.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Curioso personaje propio de la picaresca de este país. Es muy curioso como estos personajes mejoran su condición social recurriendo a métodos no muy "ortodoxos" y a pesar de ello obtienen una simpatía generalizada.
    Como bien apuntas, nada tienen que ver con los mangantes y descuideros que desgraciadamente abundan por todos sitios.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. España ha sido siempre un país de picaros, basta leer nuestra literatura clásica.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un personaje singular, de esos de todos los siempres en este país de pillería, de búsqueda de caminos adyacentes a lo honrado, del poco laborar-no todos, por supuesto-
    Así nos han salido los gobernantes con estas tradiciones!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una cuestión clara en este sentido, los pobres eran pillos porque había que sobrevivir; en tanto que los pillos actuales no se puede decir que lo hagan para sobrevivir, lo hacen para avasallar a los que menos tienen y demostrar su poder, existe un cambio abismal.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Esos personajes que merecen ser calificados de tramposos y sin embargo nos caen simpáticos.Una curiosa historia con pintor de categoría incluido y un relato muy bueno por tu parte. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablamos del siglo XIX, historias como estas existen mucho en todas las provincias de España.

      Abrazos

      Eliminar
  5. Estos personajes existen aun por toda españa con mayor o menor popularidad, dan una imagen de lo que hemos sido pero para nada representan al cambio social de nuestra sociedad en los últimos años, vamos que son unos personajes que se extinguiran sin remedio aun que nos pese
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como he dicho a Marinel, parece igual pero es diferente, hoy es peor.

      Saludos

      Eliminar
  6. Que jodio el Chorrojumo, como se lo supo contar, y fíjate que el tío con 82 años estaba en activo, para aquella época era algo extraordinario, me cae bien el tío, ahí, con un par, buscándose la vida sin matar a nadie, utilizando al turista, un verdadero adelantado, Fraga lo hubiera usado como asesor... :)
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como maestro de la pillería si que podría dar infinidad de cursos de iniciación, aunque hoy tenemos a grandes adelantados.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Que personaje tan peculiar y tan especial.
    Es lo que recuerdo de cuando visité hace más de veinte años la Alhambra, mucho "descuidero".

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy sigue habiendo muchos, -descuideros- ser el monumento más visitado de España da para eso.

      Saludos

      Eliminar
  8. Me has dejado con la intriga¿ mi abuela lo habrá conocido allá por 1890?
    Saludos Emilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero......, ¿cuando nació tu abuela?.

      Saludos

      Eliminar
  9. Me imagino al pintor Fortuny, atraído por esos tres gitanos en la fragua, mientras suena el martinete:
    Yóoya no soy quien era
    ni quien debo yo de ser,
    soy un mueble de tristeza
    arrumbaito en la pared.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Infinitas gracias querido y admirado amigo por siempre obsequiarnos tus interesantes letras cubiertas de sapiencia. Mil besinos de esta amiga asturiana que te desea con inmenso cariño feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Muy pintoresco el recorrido hoy con este chorrojumo. Como en España me siento en casa, no me doy por aludida con eso de que agarran a los turistas por tontos nehe. No soy turi.. Besos, Emilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero entender como turista a todo el que visita una ciudad para el desconocida, sea español o extranjero, al desconocer los lugares donde los foráneos se mueven bien es mucho más fácil engañarlos.
      Aún recuerdo como me engañó un taxista cuando hacia turismo por Santa Cruz de Tenerife, vamos ni a un pardillo, claro que eso fue hace más de 40 años.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Lo de chorrojumo es porque lei el comentario de Genin.. jejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te rias, para los granainos es así como le llamamos "chorrojumo".

      Eliminar
  13. Me ha encantado la historia!!

    Yo la Tarasca la veía en el Corpus de Toledo :)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no me equivoco y seguro que lo hago, de aquella fiesta nacional que era el Corpus Cristi, ya solo se celebra a lo grande en Toledo, Sevilla y Granada, en la que se saca toda la parafernalia fiestera.

      Saludos

      Eliminar
  14. Impresiona su rostro y oye el porte como bien dices, no me extraña que se proclamara Rey.
    Un gusto leerte.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pillos son siempre reyes de algo, hoy algunos son los reyes de la cárcel.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Interesante historia.
    Lo de los "descuideros" es parte del paisaje, aunque no tengan ninguna gracia :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos personajes existen en todas las partes del mundo que son turísticas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Curiosa historia, famoso personaje que llego a ser “el granadino más fotografiado” si es que los turistas…donde este un limosnero como recuerdo. Hoy lo tienen crudo para fotografiarse con los tironero y carteristas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A finales del siglo XIX, no teníamos Revolución Industrial teníamos pillos románticos y eso era algo fotografiable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Una historia de la intrahistoria, Emilio. Allá donde hay turistas hay descuideros, ya que van más pendientes de los desconocido que les deslumbra que de sus pertenencias y son víctimas propiciatorias. Mi experiencia en el Sacromonte es de un turista más, pero realmente me lo pasé muy bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno hace turismo y va con los ojos bien abiertos disfruta de medio en el que se mueve, igualmente si prestas unos mínimos cuidados a esa seguridad se puede evitar que te den un susto, creo haber viajado un poquito por todas partes incluso he paseado por lugares nada "saludables" y no me ha pasado nada digno de mención, lo peor es salir a la calle con miedo, se nota.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Curiosa historia!

    Me encanta la palabra "zambra"
    : )

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como muchos sonido árabes tienen musicalidad.

      Saludos

      Eliminar
  19. Curiosa historia la del personaje, además el "jodio" de tan feo debería dar miedo, para que quisieran retratarse con él. Cualquiera lo aguantaba sabiendo que se había convertido en el rey de Sacromonte.

    Un abrazo Emilio Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será feo, pero algo tenia para tener una tira de hijos bastante grande, además de la personalidad suficiente para embaucar a todo quisque.

      Saludos

      Eliminar
  20. Cuando estuve en Granada no estuve en el Sacromonte, no se si tengo que arrepentirme o no, pero tuve que elegir y elegí otros lugares para visitar. Me hubiera gustado hacerlo pero el tiempo no daba más de sí. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar singular y que define a la ciudad, lo que planteas es el problema que tenemos todos los que viajamos con el tiempo justo, vemos lo más representativo y siempre nos dejamos cosas importantes por ver que están fuera de los circuitos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Menudo personaje este "Chorrohumo". Pero esto del reclamo turístico (Y el descuideo) también es una industria, la última, por desgracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una industria que siempre ha abundado por estas tierras.

      Saludos

      Eliminar
  22. No conocía a Chorrojumo,¡Qué personaje", me ha encantado su historia y que haya quedado unida a la de Granada.
    Un placer leerte siempre.

    ResponderEliminar
  23. Esa Tarasca, asociada a las Carnestolendas antes de llegar la purificación con el Corpus era una tradición, y cada región dentro de su imaginario colectivo tenía un diablo particular...
    No me extraña que fuera un gitano...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN