martes, 26 de noviembre de 2013

SOBRE EL MALTRATO PSICOLÓGICO

Hace unos días desde su blog “Mi pluma de cristal” María realizaba un relato sobre el maltrato y preguntaba la opinión sobre el “maltrato psicológico”, mi opinión al respecto fue la siguiente:

“Sobre el maltrato psíquico hay que opinar de la misma manera que con el maltrato físico, a pesar de que existe una gran diferencia entre ambos de cara al exterior; en uno es palpable, los moratones de los golpes suelen ser visibles y fácilmente denunciables incluso por terceras personas, la maltratada basta que en la denuncia presente un informe del médico de urgencias; en el otro, en cambio, es más difícil de detectar dada su sutiliza y la falta de señales, nada se aprecia al exterior, ¿como se denuncia lo que no se ve?, de denunciarse, serían médicos forenses los que actuarían con informes en muchos casos contradictorios a la hora de llegar a los juzgados.
         Si hay que manifestar, que es en este apartado de maltrato donde el engaño es más utilizado, tanto por hombres como por mujeres, especialmente cuando hay separaciones y los hijos están por medio, lamentable pero es así. Precisamente por lo anterior este tipo de maltrato es menos entendido por la gente, la persona que lo sufre, anda perdida y termina totalmente derrotada y considerándose más que basura.
         En ambas situaciones, contra el maltrato físico o psíquico lo que hay que hacer es educar desde la escuela la igualdad (lamentablemente se están dando cada vez mas casos de violencia entre parejas en los colegios), no es fácil decir que se denuncie cuando hay falta de medios, se necesitan policías formados en violencia de genero, que existan casas tuteladas, posibilidades de trabajo para estas mujeres cuando abandonan la casa del violento, etc., etc.. en todo caso, antes de que la maten o de que te conviertan en una muñeca hay que huir, y sobre todo, la primera vez que te golpeen física o psíquicamente hay que dejar las cosas muy claras al violento, cuando no abandonarlo. Saludos”.
         
        Dado que el tema tiene para mucho, deseo desarrollar algo más esa respuesta y plantear dos cuestiones importantes, la primera, como se entra en ese círculo, existen varias fases que son: la de seducción donde el maltratador/a parece agradable y simpático/a; la de control, en la que ya ha conseguido cierto dominio sobre la persona maltratada, en un principio existe cierto juego de entradas y de salidas en el conflicto provocado; la fase de confusión y dudas donde la persona afectada comienza a pensar que “el otro/a” lleva razón y el/ella puede estar equivocado/a; con la fase de culpa ya se está metido en la vorágine y especialmente si el entorno manifiesta “algo habrás hecho mal”, a partir de aquí, las situaciones de estrés van aumentando y el maltratado/a se aísla a partir de este momento comienzan a surgir las llamadas enfermedades psicosomáticas como la ansiedad, el miedo, resentimiento, dependencia, etc…
         La segunda cuestión a tratar es, como salir de esa situación: en la respuesta he dado algunas, a largo plazo la educación, otras que las instituciones se impliquen, me temo que gracias a la crisis esas ayudas se realicen a medio-largo plazo, dadas esas dificultades hay algunas cosas que hacer, puede que la primera, si hay posibilidades de autonomía, es abandonar al maltratador/a, con especial cuidado si hay hijos, pedir ayuda de terceras personas,  (generalmente familia), y con esa ayuda, si es especializada mejor, generar autoconfianza, autoestima y pensamientos positivos, no es fácil, pero se puede, muchas han salido de ese circulo infernal hay que volver a aprende a disfrutar de la vida y luego, ayudar a otras, cuentar tu experiencia, no te escondas.....

25 de noviembre

45 comentarios:

  1. Sí, los recursos que la sociedad pone al servicio de problemas como este son cada vez más escasos. Yo soy más bien pesimista en el sentido de que estamos irremediablemente condenados a corto, medio y largo plazo, a una peor sociedad, a unas peores relaciones humanas y por tanto a una peor calidad de vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A corto y medio plazo te doy la razón, a largo plazo, me gustaría entender que la gente volvería a pelear por aquello que se perdió.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Tienes razón, no he querido ser tan negativo. :)

      Eliminar
    3. Confiemos en nuestros nietos ya que a nuestros hijos les ha tocado perder.

      Saludos

      Eliminar
  2. Cualquier tipo de maltrato es repugnante, pero he de confesar, que el psicológico es de una crueldad casi más apabullante, porque proviene de una mente capaz de buscar los métodos o caminos necesarios que tú describes, por lo que en mi humilde opinión, se está ante un psicópata inteligente, lo que es peor aún que el animal propenso a soltar golpes sin miramiento, con saña y crueldad físicas.

    Si bien es absolutamente terrible y deleznable ese comportamiento de dañar físicamente, el otro no deja incluso de ser al menos comparable e incluso peor, porque derrota desde dentro.

    Uffff, cuánta repugnancia se puede llegar a sentir ante tipos semejantes. Yo los encerraba de por vida a cualquiera de ellos, de uno u otro caso.

    Y en cuanto a las separaciones, sin duda y si no se es lo suficientemente civilizados, los maltratados son los niños, y no por medio de golpes físicos, sino de efecto:
    Yo puedo más y te doy esto porque aquella o aquel, ta,ta,ta
    ¿Sabes qué?
    Que al final, siempre que se tocan temas peliagudos como éste, llego a la misma conclusión...
    Cada vez somos más primates de los que se balancean entre árboles sin darle mucho al coco y sin poner más corazón que los impulsos...
    En fin.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crueles son los dos, el maltrato físico golpea al exterior el psíquico el interior pero ambos destruyen a la persona interior y exteriormente.
      Tu comparación con los primates, no te creas que es muy real, si fuéramos primates se viviría en colectividad y con un macho dominante, las peleas surgirían entre machos para ver quien se lleva a las hembras, pero no existe esa violencia entre macho y hembra, eso son cosas de humanos.

      Saludos

      Eliminar
  3. Si fuera todo tan fácil, crees que ellas no se irían a la primera de turno?
    A menudo las víctimas suelen ser personas con una gran autoestima, seres idóneos para que estos salvajes les chupen la sangre.
    Estas personas no entiende, ya sea por su propia educación (nunca vieron algo así) o por su generosidad lo que les está ocurriendo. Intentan salvarlos antes que salvarse... lo cual es el primer error.
    En fin , mientras puedan contarlo, me sentiré bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente no es fácil de resolver, precisamente por eso es un problema social.

      Saludos

      Eliminar
  4. Mira que es bestial el maltrato físico, pero el psicológico creo que es bastante peor: no es tan notorio, la huella que deja es tan fuerte que no cicatriza con el tiempo. Ni una ni otra se deben consentir y debemos hacer un frente común para luchar contra ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he respondido sobre lo que comentas y tu creencia respecto al maltrato psicológico.

      Saludos

      Eliminar
  5. Me pareció muy interesante tu aportación en mi entrada, Emilio, gracias por compartir en mi blog tu punto de vista respecto al maltrato, y quiero agradecerte por haber mencionado mi blog en ésta entrada.

    El maltrato psíquico es, a veces, tan dificil de detectar, porque hay personas que son tan dependientes de sus parejas que ellas mismas ni se dan cuenta de que son maltratadas psicológicamente cuando su pareja les humilla porque, incluso, les puede parecer algo normal, y por ello, lo dificil es darse cuenta a dónde están metidas, a no ser que tengan el valor de romper la relación, sería después, cuando se darían cuenta a dónde estaban metidas.

    Pienso también que es dificil de demostrar cuando hay maltrato psíquico porque no hay huellas como en el físico.

    Interesante tu entrada, Emilio, como todas las que nos planteas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, la sutileza en el maltrato psíquico nada tiene que ver con el físico, de ahí la dificultad de detectarlo.

      Saludos

      Eliminar
  6. Una vez más mi querido y admirado amigo nos concedes interesantes letras. Miles de besinos de esta amiga que te da infinitas gracias por hacernos participes de estas y te desea con inmenso cariño feliz tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  7. Se esfumo mi comentario, lo intento de nuevo, comparto completamente la opinión de Zarzamora, puedes ser una victima totatamente consentida, porque aún sufriendo eres capaz de verle a él como más victima que tu, por un tema educacional, por generosidad, porque puede que creas que él no tiene la culpa si su mente no da más, y tú sigues ahi con una especie de lealtad y responsabilidad sobre ese ser.
    Es muy dificil, es un tema muy complicado y máxime si eres consciente de unos mal tratos que en el fondo opinas que es una enfermedad que esa persona padece...es muy inexplicable para que otras personas te entiendan.

    Besos muchos ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema, efectivamente complicado a día de hoy, es más según los datos estadísticos se incrementa cada vez con gente más joven, viéndose aumentada la presión sobre la mujer gracias a las nuevas tecnologías. Mientras tanto las políticas que se siguen es de segregar a los niños de las niñas evitando que se eduquen en igualdad.
      Saludos

      Eliminar
  8. Ese maltrato no deja señales físicas, pero hieren el alma y carcomen el propio andamiaje de la existencia.
    Es difícil de detectar, sobre todo si en el primer momento no se tiene la gallardía y el conocimiento de poder decir NO.
    Solo con una solida educación y una inquebrantable independencia se puede luchar contra esta lacra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un país donde la mujer tiene aún una escasa independencia al carecer de trabajo, este problema tiene difícil solución.

      Curioso es el aumento de la violencia de genero con el aumento del paro femenino.

      Saludos

      Eliminar
  9. ¿Que mas se puede decir?
    Una verdadera lacra que estamos muy lejos de erradicar, tanto de uno como de otro signo, que de todo hay, sobre todo psíquico.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso Genín que hay que luchar con esa lacra y por la igualdad.

      Saludos

      Eliminar
  10. El maltrato psíquico deja secuelas que aunque no son visibles quedan para toda la vida en el maltratado.
    Saludos Emilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y las físicas también aunque los moratones se quiten.

      Saludos

      Eliminar
  11. En muchas ocasiones donde se practica como deporte el maltrato sicológico es por el diferente grado de educación y conocimientos donde el uno se quiere comportar como un verdadero Egocéntrico.

    En muchos casos de los que hemos sido informados por los distintos medios del final trágico ,es por haberles dado un segunda oportunidad.

    Ni se les debe dar reinserción ni una segunda oportunidad ,y la justicia debía de acometer esos problemas con mucha más energía .

    Hoy en día la mujer no está sola existen muchos centros de ayuda.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezaré por el final, no hay tantos centros de ayuda, la crisis se ha llevado a bastantes.
      Sin defender al maltratador, si que te digo que existen terapias que dan resultado positivos, el maltrato no es algo que viene incrustado en nuestro adn, se aprende y generalmente el maltratador es una persona que ha sido maltratada por lo tanto se puede reconducir a la persona independientemente de que cumpla la pena que le corresponda por el delito cometido.
      En cuanto al tema de la justicia, existen en España 80 juzgados que tratan el tema de la violencia de genero, juzgados que tienen que compartir su trabajo con otros temas, lo que quiero decirte es que no existen juzgados ni jueces especializados, de ahí que encontremos sentencia que han sido escritos de forma demencial.

      Saludos

      Eliminar
    2. Buenos días. Por suerte o por desgracia trabajo en una oficina de atención psicológica a mujeres maltratadas. Y lo que se ve es espeluznante las más de las veces. Por fortuna muchas de ellas salen del hoyo después de muchísima ayuda, pero otras siguen en ese círculo terrorífico por culpa del pánico y del sentimiento de culpa que llevan a cuestas, que muchas veces va acompañado de la dependencia económica hacia el maltratador.
      Y los recortes que estamos sufriendo no ayudan mucho a erradicar este gravísimo problema.
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Has confirmado dos cosas fundamentales, la dependencia con el maltratador y la dificultad de salir del circulo en esas circunstancias y los recortes por la crisis. Por eso, a pesar de que los políticos hablen y hablen, aquí no se hace nada con recortes en educación y en políticas sociales, no digo en policía y jueces especializados porque entonces la liamos.

      Saludos

      Eliminar
  12. Un tema muy complicado.
    Fundamental educar en la igualdad y que las mujeres tengan a dónde acudir.
    Porque faltan centros de ayuda,digan lo que digan,faltan,no llegan a todas partes.
    Es un problema lo suficientemente grave como para que gobernantes y sociedad pongan más atención en él.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayor parte de las veces lo complicado no es el problema, son los medios que se ponen para solucionarlo y aquí a pesar de que se nos llena la boca en defensa de las mujeres, no se ponen medios.

      Besos

      Eliminar
  13. Desde mi ponto de vista, el mal trato psicológico es más retorcido, dañino y subliminal, pues conozco casos que las denuncias no prosperan porque no hay secuelas físicas que las avalen, pero igualmente llevan a la nulidad de la persona. Un drama aparentemente menos fiero que la agresión física, pero igualmente maligno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que es mucho más difícil demostrar el maltrato psíquico; de hecho, muchas disputas por la patria potestad de los hijos se justifican bajo ese tipo de maltrato, motivo por el que ha generado poco credibilidad al existir intereses ocultos, personalmente creo que es igual de dañino que el físico, ambos destruyen a quien lo padece; cuando el resultado final es el mismo, entiendo que no se puede valorar uno por encima de otro.

      Saludos

      Eliminar
  14. Es muy buena esta entrada tuya. Analizas muy bien las fases por las que se pasa, y todo. Me ha gustado mucho y estoy contigo en lo que dices.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. He de entrar en ese blog que dices. Yo también creo que la violencia psíquica es, incluso, más peligrosa que la física. Perdura en el tiempo porque no se nota y es muy dañina. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier tipo de violencia es dañina.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Vaya por delante que me parece magnífica tu aportación y tus consideraciones en relación a un asunto que lleva ocasionando más víctimas mortales que el terrorismo etarra o cualquier otro fundamentalismo.
    La violencia psíquica suele ser el primer paso para el control de la víctima y su objetivo es anularla para controlarla más fácilmente. Es tan peligrosa y dañina como la violencia física pero, además, suele concluir en ésta.
    Creo que tu análisis es muy atinado pero quisiera añadir que la educación en el ámbito familiar y en valores cívicos es imprescindible para un cambio de paradigma en las relaciones personales y, muy especialmente, en las relaciones de pareja.
    Todavía muchos hombres entienden que ellos son "el cabeza de familia" entendido el concepto como el jefe, el que manda, el que decide sobre su mujer y sus hijos. Es un concepto patrimonialista derivado de una educación paternalista.
    Es en la familia y, naturalmente, en el colegio donde los niños han de aprender que la mujer es una compañera, no una subordinada, y que ella tiene el mismo derecho a elegir que él. De igualmente manera, es en la familia primero y luego en el colegio donde las niñas han de aprender a diferenciar el amor del dominio o la subordinación.
    Finalmente, es fundamental en este proceso que los hombres tomen la iniciativa. Porque, conviene no olvidarlo, en el terrible balance de la violencia machista, ellos ponen los asesinos.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  17. Aunque se quedan muchas cosas en la gatera, has ampliado perfectamente con tu comentario lo que se pretendía con mi entrada.

    Como educador social, entiendo que es la educación en valores tanto en la escuela como en la familia favorecería la igualdad, pero ¿crees que los tiros van por ahí", nos encontramos con una escuela privada segregacionista y una pública a la que han eliminado asignaturas que potencia los valores de igualdad, si le sumamos la falta de preparación del profesorado sobre estos temas, y una familia a la que le falta tiempo para atender a sus hijos, o incluso no sabe hacerlo; resulta que nuestra base para hacer frente a la violencia de género/machista/doméstica..., es muy endeble faltando mucha educación a todos los niveles tanto institucionales como familiares.

    Un abrazo y gracias por tu magnífica aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón: no, los tiros no van por ahí. Van, justamente, en sentido contrario, como bien apuntas. De ahí que cada año mueran del orden de 70 mujeres a manos de hombres que aún no se han enterado de que no son los reyes del mambo.

      Eliminar
    2. Desgraciadamente y no quiero ser "pitonisa" las muertes por violencia aumentarán e incluso las mujeres serán más jóvenes, por ahí apuntan las estadísticas.

      Saludos

      Eliminar
  18. Leí tu respuesta a María, y ahora con mucho interés he leído lo que nos planteas, visto desde mi silla pienso que tienes razón, pero cuando las personas maltratadas tienen que tomar la decisión, es diferente, tienen vergüenza, no quiere preocupar a los padres, piensan que es pasajero, tiene la incertidumbre de pensar que las van a perseguir. Es muy complicado.
    Y tengo una duda ¿Por qué algunas mujeres salen del abismo y caen otra vez pero con otro hombre diferente?
    Este problema me sobrepasa y pienso en medidas drásticas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nivel global las soluciones se dan de forma general y se dice lo que se puede hacer o no; sin embargo, cuando le ponemos cara a la persona violentada ya la cosa cambia, cada persona es diferente y necesita actuaciones diferentes, de ahí que el terapeuta, el trabajador social, el educador, debe de tener todos los medios posibles a su alcance para dar con la solución precisa. Es muy importante que una mujer que sufre violencia física o psicológica sea consciente de que la sufre, de no ser así difícilmente se le puede ayudar, las vergüenzas hay que quitárselas de encima a no ser que uno sea masoquista y le vaya la marcha, algo que no existe, es muy importante pedir ayuda a amigos, familiares, etc, cualquier cosa es mejor a que la maten.

      Hablas sobre el hecho de que la mujer caiga en varias relaciones de hombres violentos, algo que suele ocurrir, en muchos casos, la mujer busca un prototipo de hombre de característica similares, cuando no busca una imagen de un padre violento, en estos casos en igualdad de condiciones, consecuencias idénticas.

      En la violencia de genero es difícil encontrar dos casos iguales, lo único en común a todas ellas es que llegan deshechas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Estoy muy de acuerdo con el planteamiento que haces, sin embargo hay que matizar que en el maltrato físico se da en ocasiones, como desgraciadamente estamos viendo, la irreversibilidad del mal causado. La asesinada, digo esto porque la mayoría son mujeres, no tiene cura. En el maltrato psicológico por lo menos se puede intentar, aunque sea difícil. Es una diferencia a aprecial además de la que indicas de la dificultad de probar ciertos hechos. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muerte es una causa del maltrato y esta puede venir como un resultado final del maltrato físico o psíquico.

      Es cierto que el maltratador puede, en algunos caso, matar a la maltratada, pero ¿cuantas veces la mujer se suicida harta de tanto maltrato?, este tipo de muertes no cuentan en las estadísticas.

      Saludos

      Eliminar
    2. También tienes razón, pero a pesar de ello me parece más irreversible, no menos terrible, el físico, que como bien dices siempre es precedido por el psicológico.

      Eliminar
  20. Generar autoconfianza yautoestima, con eso de la mano, todo se puede vencer, seguro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad y ahí lo reflejo, pero para conseguirlo se necesita un esfuerzo por parte de la maltratada y de quien ayuda, sola no se consigue nada si ya se está metida en el circulo del maltrato.

      Un saludo

      Saludos

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN