lunes, 15 de octubre de 2012

¿UN MUNDO SIN LIBROS DE PAPEL?


Me considero un lector voraz, tengo abiertos varios libros que voy leyendo al mismo tiempo, paso de uno a otro en función del día, la hora y el humor en el que me encuentre; desde que me regalaron un libro electrónico hago bastante uso de el, pero me cuesta dejar de leer en el libro convencional, no puede imaginarme un mundo sin libros de papel, su peso, su aroma, la suavidad de sus hojas, la posibilidad de manipularlo y de marcarlo. Me recorre un repelús por el cuerpo el hecho de pensar que puedan desaparecer las bibliotecas y las tiendas de libro usado, viejo o de ocasión, donde  he encontrado alguna que otra joya, y que sean  sustituidos por estos libros electrónico que no niego que sean prácticos.
         Soy educador de adultos, aunque con incursiones de vez en cuando con las primeras etapas educativas gracias a alguna colaboración que presto en el colegio de mis nietos. Este colegio público, bien equipado en tecnología, utilizan muy poco el libro de texto, por lo general se lo van creando ellos mismos a lo largo del curso, de acuerdo a las necesidades del grupo de alumnos, ya sean libros, practicas o guías para desarrollar sus habilidades; he podido ver como interaccionan entre ellos gracias a la pizarra digital, y a sus pequeños ordenadores portátiles, siempre con la mediación de profesor; ya me hubiera gustado en mis tiempos disponer de esos medios, tampoco es que olviden el libro de papel, sus pequeñas bibliotecas de aula de las que han de leer algunos libros a lo largo del curso y que posteriormente han de resumir y presentar por escrito, pero el uso del ordenador es fundamental; mis nietos con 4 y 6 años utilizan el ordenador con la misma naturalidad que un lápiz de color.
         Por el contrario, en el taller de adultos que estoy impartiendo en una zona rural, aunque muy próxima de la ciudad, el uso de ordenador, de libro electrónico y de cualquier otro sistema tecnológico apenas es utilizado, aquí el libro de papel es con lo que trabajamos. Es al comparar ambos colectivos  cuando se puede apreciar la famosa “brecha digital”, entre lo que jóvenes que  han nacido y jugado con estas tecnologías y aquellos que no lo han hecho teniendo el libro de papel como sistema de aprendizaje.
         Queda claro que aquellos niños tecnológicamente preparados, cuando sean adultos ocuparan el lugar de sus padres y abuelos, por ello, hay que preguntarse, ¿desaparecerá el libro de papel?, ¿se convertirá en algo de museo y será sustituido por el libro electrónico?. Me gustaría pensar que el libro en papel no desaparecerá, que enriquecerá y potenciará otras tecnología que aún están por aparecer,  que todas ellas sabrán unirse y servirán para alcanzar el conocimiento deseado.
         Vivimos en nuestro país un mal momento en todo lo relativo a la educación, los que están formados se tienen que marchar al extranjero; los que se estaban formando, en algunos casos, han de dejarlo, ya que se ha optado por una educación elitista y de baja calidad. Tengo confianza en un refrán que dice “no hay mal que mil años dure”, aunque minuto que se pierda en educación nunca se recupera, con libro de papel y con libro electrónico el conocimiento debe de estar al alcance de todos.   
Emilio Manuel Martín

44 comentarios:

  1. Querido Emilio,como sabes soy docente y desde el lugar que ocupo he podido ver cómo han ido cambiando los tiempos. Hoy en día las nuevas tecnologías se van imponiendo en los colegios ( las PDI, los pequeños ordenadores...), sin embargo no debemos olvidar que solo son un recurso, un medio para llegar al aprendizaje, pero como ese hay otros muchos que no debemos olvidar.El auténtico cambio educativo se da cuando cambia lo metodología y el introducir la informática en el aula no es sinónimo de innovación, pues se puede utilizar el ordenador lo mismo que un cuaderno o un libro de texto, y no cambiar nada. Hay muchos que se olvidan de esto, incluso muchos docentes.
    Con relación a lo de la desaparición de lo libros, a mí, que soy una lectora infatigable, me daría mucha pena.Pero no creo que ocurra. Hay libros que solo pueden estar en papel. Son auténticas joyas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos libros, amiga Hada, nunca desaparecerán, pero ¿estarán como lo están hoy los incunables, guardados bajo siete llaves?, nuestros nietos, cuanto tengan 30 o más años -de aquí a 25-30 años-, ocuparan puestos de responsabilidad política, económica y social, tendrán en sus manos todo tipo de nuevas tecnología, hoy impensables, que harán con el papel, recordemos que para hacer papel hay que eliminar un recurso escaso y necesario como son los arboles, ¿que ocurrirá? ya me gustaría saberlo, o a lo mejor no.

      Saludos

      Eliminar
  2. La verdad es que yo sigo prefiriendo el papel.
    Pero es cierto, las nuevas tecnologias arrasan con todo.
    Mis alumnos que ya son mayorcitos no utilizan libros practicamente en ningun caso, todo se lo facilitamos los profes a traves de internet, de los sistemas moodle que tenemos pensados para ellos, ejercicios, pdf, temas, materiales extra, ya no existe el libro de texto, e incluso, los pequeñajos, los de la ESO tienen cada uno un miniordenador con el que trabajan en las clases, que de verdad pienso que es positivo, que les abre todo un mundo de posibilidades, pero hay cosas tan tradicionales como sentarse a leer un libro en un parque que no deberían perderse.
    El olor de las hojas, el tacto del papel... eso hace que la lectura sea si cabe más agradable.

    Las nuevas tecnologías están muy bien, y yo abogo por ellas, seria impensable no apostar por esto, nos quedaríamos estancados, pero yo prefiero para una buena lectura el papel, antes que el ebook o cualquier otra cosa.

    Y es que los grandes libros siempre siempre están mejor en papel.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No niego que los grandes libros mejor en papel, aunque pienso que un gran libro no lo hace menos grande leído en otro tipo de formato, aunque bien es cierto que carece del valor añadido del olor a libros y el ruido de la hoja al pasar, pero como he dicho a Hada, el papel es celulosa y buena parte son arboles que hemos talado y destruido, luego nos quejamos de la deforestación.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Mi opinión es que les pasará como a los libros muy antiguos, sobrevivirán los mejores,pero para tenerlos como un ejemplo.
    Los cambios son imparables,los producen grandes masas.
    El libro será cada vez más digital y el de papel, quedarán los mejores y en plan educativo,para que vean como se leia y educaba en el año...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace unos años visité los Monasterio de Yuso y de Suso en San Millán de la Cogolla (La Rioja), pude visitar el lugar donde guardan los incunables, libros que impresionan; hoy ese libro es impensable de realizar, por lo que pienso, que aquellos permanecerán cuidados en un ambiente controlado, en tanto que los nuevos libros de hoy, que no soportan el tiempo se irán perdiendo y quedará el soporte electrónico, puede que nuevos soportes, basados en otras tecnologías sustituyan al papel.

      Saludos

      Eliminar
  4. Las nuevas tecnologías acabarán imponiéndose. Los niños que ahora estudian con el ordenador y apenas manejan los libros cada vez lo harán menos. Esto unido al problema que mencionas del agotamiento de los recursos naturales, hará que los libros se encuentre en los museos. No lo verá nuestra generación y tampoco la siguiente, pero ¿a partir de esta? Llegará un momento que serán mínimos los libros en papel. Para nosotros significa una pena pero para las generaciones futuras no lo será. Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te noto muy radical, pese a ello estoy contigo, que sea esta generación o no la que haga desaparecer el libro de papel, no lo sabemos, pero si a medio plazo, aunque a mi no me gustaría verlo; no debemos olvidar que la primera escritura estaba en una piedra y si nos remontamos a los neandertales, los primeros símbolos, que algunos lo asemejan a la escritura, lo hacían en la pared.

      Un saludo

      Eliminar
  5. El papel impreso tiene tan larga tradición que cuesta pensar en que desaparezca, pero ya estamos viendo a nuestro alrededor ejemplos que casi confirman, si no la desaparición, sí la pérdida de la hegemonía. Hace años la carta era el medio de comunicación por excelencia y ha sido desplazada por el teléfono y el SMS y el WhatsApp. La Biblioteca Nacional ya tiene digitalizados la mayor parte de sus fondos como medio de preservarlos, pero ya se pueden consultar los originales a distancia sin miedo a que puedan ser alterados. Las editoriales ya publican un porcentaje muy importante en edición para E-book. Los periódicos tienen más lectores en edición virtual que en papel... Cuando las barbas de tu vecino veas rapar... Algo se mueve y se mueve ya. Quizás no nos de tiempo a nosotros a ver el cambio radical, pero se está produciendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco, no puedo decir nada a tu comentario salvo decir que estamos de acuerdo, eso si, como le he dicho a Felipe, que yo no lo vea, de momento estoy muy bien utilizando los dos sistema, papel y libro electrónico.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Ocurrirá, como dice Francisco, lo mismo que pasó con el correo tradicional. ¿Quién manda ahora cartas? Imagino que se cuentan con los dedos de una mano si uno piensa, por ejemplo, en sus seres allegados. ¿Quién utiliza el correo electrónico? Nos faltan dedos de manos y de pies.
    Supongo que, por desgracia, se dará el mismo caso con los libros de verdad.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde se ponga una carta, sobre todo si es de amor, que se quiten todas esas capulladas de envíos informáticos.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Cuando estoy en casa, leo -casi invariablemente- libros electrónicos, pero cuando estoy fuera, me acompaña un buen libro de papel, de esos que no tienes que parar de leer porque no se le agota la batería, que no se te fatiga la vista por los reflejos de la luz solar, que se te llenan de arena en la playa y luego los sacudes y ya está, de esos que tiras dentro de una bolsa y no se estropean con los golpes del camino, de esos que cuando te quedas dormido te lo pones sobre la cara y te acaricia; creo que mientras sigamos existiendo los amantes de los libros tradicionales, éstos no van a desaparecer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes donde tengo la mitad de mi biblioteca por falta de espacio?, mas o menos 1000 libros se encuentran embalados en cajas y guardados en la cochera. He querido entregarlos a ONGs, enviarlos a países en vías de desarrollo, entregarlos en bibliotecas, colegios,etc..., no me podía creer que en algunos casos hasta me pidieran dinero por ello, en otros tenían que convertirlos en dinero, en otros había que rellenar papeles y más papeles, en fin que aquí están como se dice "durmiendo el sueño de los justos", en el libro electrónico que tengo, si no recuerdo mal, tengo más de 500 libros metidos, y el espacio que ocupa, ya sabes, mínimo.

      Saludos

      Eliminar
  8. Todavía no he entrado en el libro electrónico pero lo tendré que hacer más bien pronto que tarde, eso si, sin renunciar al de papel, por lo menos por ahora.

    ResponderEliminar
  9. Como bien dices, sin renunciar al papel y si tienes espacio para guardar más libros estupendo, el libro electrónico, es cómodo de leer y de llevar, pesa poco, ahorra espacio en la pared, además si la cosa continúa como hasta ahora, si lo haces por lo legal el libro electrónico cuesta algo menos que el de papel y aún tendrá que bajar mucho más, si lo haces por otros caminos te ahorras una pasta, aunque este sistema a la larga destruye la creación.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Emilio, en cuanto al tema que planteas es algo que no sabremos hasta que pasen unos años, los suficientes como para que ambos sistemas de lectura estén generalizados. Yo ccreo que hay nuevas tecnologías que radicalmente sustituyen a otras y en otros casos coexisten. Cuando salió la TV todo el mundo vaticinó una inexorable desaparición de la radio. Y, hoy vemos cómo no solo ambos medios coexisten sino que rivalizan, es más, yo diría que hay personas, como es mi caso, que prefieren la radio, dado el nivel de la televisiones, en general. Cuando aparecieron los PC, sin embargo, desplazaron de inmediato a la máquina de escribir, no había color. A pesar de todo, todavía hay escritores que confiesan seguir escribiendo con pluma estilógrafica. En la prensa, de momento, también coexisten ambos formatos. Internet no ha sustituido a las bibliotecas pero sí es cierto que ha democratizado el acceso a la información y a la cultura. En fin, el futuro que le depara al libro de papel es todavía una incógnita, pero mi opinión es que también coexistirán por lo menos hasta que nos muramos los que disfrutamos pasando hojas y oliendo el papel. Un barazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Radio y televisión son elementos de comunicación muy diferentes uno de otro, uno trabaja con imágenes el otro no, la radio deja mucho a la imaginación, la TV nada.La maquina de escribir ha dejado de existir, escribir con pluma, lápiz o bolígrafo será necesario hasta que la firma digital no se extienda, algo que ya está ocurriendo; a mi me encanta escribir con pluma, de hecho uno de los regalos recurrentes en mi familia es regalarme una pluma, aún así reconozco que desde que estuve estudiando y hoy cuando realizo cualquier trabajo, me resulta mucho más práctico escribir en un procesador de textos que en un papel, en un procesador de elimina mas fácilmente, se quita o se añade con una sola tecla, se corta y se pega, se guarda,etc...
      No niego todo lo que dices, pero el papel es como la fruta, nuestro hijos no distinguen una pera de una manzana todas saben igual, nosotros si que tuvimos la suerte de distinguir sabores diferentes, con la escritura pasará igual, al final se quedará la que más facilidades de.

      Marta C, ¿me quieres dar un barazo?, ¡¡no me digas esas cosas!! jejejeje

      Saludos

      Eliminar
    2. Lo siento, es que solo dispongo de la mano izda.
      Ahoa sí, UN ABRAZO.

      Eliminar
    3. Mujer, era una simple broma.

      Un saludo

      Eliminar
  11. Creo que será cuestión de tiempo, para unos más, para otros menos, el que terminemos entrando todos en el libro digital.

    Desde que salió al mercado (incluso antes, cuando se hablaba de él), me he negado a tener uno. Amo los libros a "la vieja usanza". Tengo libros editados hace dos siglos que guardo como un tesoro, aparte de los maravillosos recuerdos guardados, son la mejor herencia que me pudo ofrecer mi abuelo. Él me enseñó a amar los libros. Él me habló un día de lo importante que es tener siempre uno entre las manos. Da igual su temática, tanto si es de física y matemática, como novela o ensayo, historia o filosofía, siempre nos ayudará a crecer. Mi biblioteca es pequeñísima para lo que me gustaría que fuese, sin embargo, es mi orgullo cada vez que alguien nuevo entra en mi casa y exclama "cuántos libros tienes". Yo, que sé que no son más que una pequeña, pequeñísima representación de todos los que he tenido entre las manos y sobre todo, de todos los que me gustaría llegar a tener, me admiro de que haya gente que crea que mi biblioteca particular es grande. ¡cuán poco sigue leyendo la gente! ¿cómo puede alguien no dar importancia a los libros? jamás presto uno a quien sé que no me lo devolverá, se leo de prestado y el libro conecta conmigo, termino comprándolo para poseerlo plenamente, para hacerlo mío para siempre.

    Sin embargo, valoro la comodidad del libro digital. Ahora que sostener peso en mis manos es algo tan costoso para mi artrosis, y puesto que me gustan las novelas con historias largas que se extienden por más de 1000 páginas, tendré que terminar comprando uno de ellos, pero me sucederá como me ocurre con los libros de préstamo, que terminaré comprando el libro en papel siempre que éste conecte conmigo y yo me enamore de él.

    Aborrezco que se deje de financiar a las bibliotecas públicas, deploro el desprestigio cultural al que nos quieren arrinconar nuestros políticos, detesto que quieran poner barreras a mi libre pensamiento. Y a él llego y llegaré siempre si en mis manos porto un libro...

    Saludos

    PD
    Perdona que introduzca casi un post en éste tuyo. Así me inspiraste y...me llevaré el comentario a mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a ti te dicen ¡¡cuantos libros tienes"", cuando ven mi "cuarto de lo libros", me preguntan ¿te los has leído todos?, por lo general, respondo que casi todos. Como ya he dicho por ahí arriba, mi "cuarto de los libros" ya no daba para más y he tenido que guardar la mitad y ya estoy pensando en hacer otra nueva criba, por eso la llegada del libro electrónico ha revitalizado mi biblioteca aunque esta no es visible a no ser abriendo bien el libro electrónico o las descargas en el ordenador de los libros leídos.

      Saludos

      Eliminar
    2. jajajaj! ya somos dos!! mi chico, cuando exclama la gente el "Cuántos libros tienes", el dice siempre la misma coletilla...."lo malo, es que se los ha leído todos y de todos te puede hablar..."

      Es lo que tiene, cuando nos gusta leer y además, amamos a los libros!

      Eliminar
    3. Pues eso, que es espacio se acaba y el tiempo también.

      Saludos

      Eliminar
  12. Creo que ese refrán está ahora más manido que nunca como consuelo,de los pocos que tenemos.
    Yo,al igual que tú,espero que se fusione la necesidad del papel con la electrónica,porque no puedo imaginarme sin un libro en las manos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Soy una enamorada del libro en papel, disfruto con su tacto, con su olor, con pasar la¡a página, con tocarlo y subrayarlo. No me gusta el electrónico aunque reconozco algunas de sus ventajas, por ejemplo que no ocupa todos los espacios de la casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final esa es la gran ventaja, otra y no menos importante es la acumulación de polvo en las estanterías.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. No, no creo que desaparezca el libro de papel, creo que convivirá con el electrónico, de hecho conozco gente que utiliza los dos...
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo convivo con los dos sistema de hace un par de años y creo que el libro de papel desaparecerá tal y como lo entendemos hoy, vendrán otros formatos que no llego ni tan siquiera a imaginar.

      Saludos.

      Eliminar
  15. Creo que el libro como lo hemos conocido nosotros está en vías de extinción
    .Actualmente lo utilizan como cuaderno para resolver actividades con la ayuda de la compu. Seguramente va a ocurrir como con el estudio de las tablas de multiplicar, mi nuera contadora no las sabe, ella dice ¿para qué ? si están las calculadoras'
    Espero que el mundo tecnológico avance para bien
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón en las dos cosas, eso de las calculadores y ¿para que vas a saber lo de la tabla de multiplicar? tiene delito, esto ultimo es un mal avance tecnológico como lo ha sido la pérdida de escribir cartas, ya no se saben escribir.

      Un saludo

      Eliminar
  16. No me saben a lo mismo los libros " de verdad" que los que leo en el ebook, eso si mucho más comodo, ligero, trassportable, versátil...

    besos

    ResponderEliminar
  17. Hola Emilio.
    Pienso que es algo inevitable,que el libro electrónico terminará imponiéndose e incluso sufrirá innovaciones con el tempo.Pero el libro de papel no desaparecerá del todo,siempre se podrá tener acceso a él en rincones adaptados a ellos dentro de las bibliotecas del futuro.
    Al fin y al cabo lo importante es adquirir cultura y estar informados.Los medios,como ha ocurrido siempre,tienen que ir cambiando conforme avance la tecnología.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos libros estarán guardados y tu accederás a ellos de forma digitalizada como aquí ocurre con la prensa de los años pasados, e incluso de muchos libros que ya se encuentran en ese formato.

      Saludos

      Eliminar
  18. Hola Emilio.

    Yo también soy una persona que lee todo lo que cae en mis manos. Comprendo tu amor por los libros en papel, los de toda la vida, yo también comparto ese amor. Pero la verdad, para mi ha sido un gran invento el libro electrónico, porque lo peor de los libros tradicionales es guardarlos cuando los terminas de leer. Yo ya tenía un serio problema con eso.

    Como bien dices, que la educación nunca falte sea cual sea el formato que se utilice.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema que tu tienes con el espacio es el mismo que yo tengo, muchos de mis libros están guardados en cajas en una cochera.

      Saludos

      Eliminar
  19. Ojala querido y admirado amigo nunca se acaben los libros en papel. Pues a mi particularmente y pienso que a todos nos pasara igual me encanta el aroma que exhalan de sus hojas y acariciarlas suavemente para hacer sentir al alma que escribió las letras que en ellas están impresas que nunca jamás quedaran morando en el país del olvido mientras que haya un lector-a que se emocione y adquiera sabiduría con ellas. Muchos besinos de esta amiga asturiana con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recordemos que antes que el papel se escribía en las paredes, en la piedra, en pieles de animales, maderas, etc..para terminal con la hoja de papel tal y como la vemos hoy. El hecho de contar historias, o que los poetas nos sigan deleitando con sus estrofas nada tiene que ver con el soporte en el que se haga, solo han de ser buenas que encandilen a quienes los leen, el soporte en el que se hagan es lo de menos, la cuestión es que llegue a la gente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. En lo personal al leer un libro o texto electrónico me hace sentir que le salvé la vida a un árbol, o al menos a una porción del mismo. Aunque como dicen algunos "nada como el aroma de un libro" la sensación de sentarte a devorar un libro en las manos no la puede igualar una pantalla de dispositivo, ademas de la gran ventaja de que un libro no necesita batería para leerlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy analizando eso de la ecología en los libros, ya que hablamos del gasto económico y ecológico que se genera al cortar un árbol para producir un libro de papel, pero, que yo sepa, no se ha evaluado la cantidad de basura electrónica y los problemas ecológicos que provocan las baterías de los libros electrónicos. Estoy en ello, puede que si obtengo algo en claro publique una entrada complementario.

      Un abrazo Gabriel.

      Eliminar
  21. No creo, no, que el libro de papel pueda llegar a desaparecer. O al menos, no lo concibo. Como tú, yo también llevo siempre adelante dos o tres, cada uno para leer según el ánimo o incluso la hora... Y lo que más me admira y me satisface, es que soy capaz de distinguirlos sin mirar la portada y sin usar del tacto: solamente por el olor.
    ¿Cuándo podrá una pantalla sustituir ese olor cuando metemos la nariz en mitad de un centenar de páginas...?
    Imposible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he manifestado, en principio no me hago la idea, ahora bien, como dice la canción "los tiempos avanzan una barbaridad" y las nuevas tecnologías pueden sacar nuevos materiales que imiten a la hoja de papel para editar libros que nada tengan que ver con con la pasta de madera, tampoco están los tiempo como para destruir arboles con el trabajo que cuesta "criarlos", todo es acostumbrarse, antes escribían en piedras y difícilmente se podían transportar.

      Un abrazo.

      Eliminar

Los comentarios anónimos, será eliminados.

Entradas populares

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO

UNA AMPLIA VISIÓN DEL MUNDO
Población, Indicadores Sociales, ... (pinchar en la imagen)

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER

CONTRA EL MALTRATO DE LA MUJER
MALTRATO, TOLERANCIA CERO

NO, AL TRABAJO INFANTIL

NO, AL TRABAJO INFANTIL
No hipoteques su presente y su futuro. Clicar en la imagen.

CONVIVENCIA

CONVIVENCIA
Todo camino es bueno para llegar a ella

MIREMOS DE CERCA LA MIGRACIÓN